Por Luciano Bugner 
@lucianobugner 

Uruguay 1306 -edificio en el cual vive Cristina Fernández de Kirchner- fue la puerta por la cual este lunes desfiló, al menos, una docena de efectivos de la Policía Federal. “Esto es un circo armado”, le dijo a Crónica Gregorio Dalbón, abogado de la senadora nacional. En las afueras del inmueble, los vecinos de Recoleta protagonizaron un capítulo aparte con sus cánticos contra la ex presidenta.

De manera sorpresiva, un auto de civil estacionó frente al edificio ubicado en Uruguay y Juncal. Eran las 18. Unos 40 minutos después, la pantalla de Crónica HD informó del allanamiento al edificio. “Me enteré por los medios y me vine corriendo”, explicó Dalbón, quien vive a cuatro cuadras de la senadora de Unidad Ciudadana.

Según trascendió, la inspección de los uniformados se centró en el primero y cuarto piso, cuyas viviendas fueron compradas por Cristobal López, quien pagó, en septiembre de 2014, u$s 885.000. La escritura, difundida en “Expediente político”, demuestra que el vendedor fue Osvaldo De Sousa, hermano de Fabián, empresario ligado al kirchnerismo.

Si bien la morada de Cristina Fernández de Kirchner es el quinto piso, “esto es un avasallamiento a la senadora. Es ilegal”, contó Dalbón. El abogado, que llegó al lugar pasadas las 19, destacó que “no van a salirse suya. Los vamos a denunciar”, aunque no se informó quien solicitó el allanamiento.

“No sería una sorpresa que fuera Bonadio. Y si él estuviera adentro, no dudes que yo también”, añadió el letrado. Para Dalbón, “esto es para tapar los problemas económicos ocasionados por el gobierno de Mauricio Macri”. Durante la noche, cuando la lluvia decía presente en las calles porteñas, más policías ingresaron al edificio.

Algunos, con perros. Otros, con valijas. Todos en silencio. “Se están metiendo con la intimidad de Cristina”, siguió diciendo. Acompañado por su familia, Dalbón destacó que “Bonadio es un verdadero delincuente. A la ex presidenta no lo pueden encontrar nada en ninguna causa porque es inocente”.

El show de Dalbón
Mientras Cristina aguardaba novedades en el Instituto Patria (se retiró 21.40) ubicado en Rodríguez Peña y Bartolomé Mitre -a 17 cuadras de su residencia- vecinos de Recoleta se acercaron a la puerta del edificio para cantar y apuntar contra la gestión kirchnerista. Las clásicas frases “se robaron todo” y “devuelvan la plata”, fueron los cánticos que marcaron una tarde lluviosa.

En ese sentido, Gregorio Dalbón, con un sentido del humor particular, tuvo algunos cruces con vecinos. “Que me devuelva la plata”, apuntó una mujer, palabras que tuvieron su respuesta por parte del abogado: “¿a usted le robó plata? Digame que se la devuelvo”. “Todo esto es un circo”, resumía Dalbón mientras se alejaba del allanamiento para “tomarme un café y bajar algunos decibeles. Después llamaré a Cristina para ver cómo sigue todo”.

El inmueble, situado en Juncal al 1300.

 

Agentes de la Federal, ingresando al edificio de CFK (Fernando Pérez Re-Diario Crónica).