El juez federal Juan Manuel Culotta ordenó un allanamiento a la Quinta “Los Abrojos”, en el partido bonaerense de Malvinas Argentinas, para determinar si, tal como se difundió, el ex presidente Mauricio Macri violó la cuarentena obligatoria que deben realizar quienes ingresan al país tras un viaje al exterior. 

El magistrado pidió que se le entreguen las filmaciones de la Quinta, con el objetivo de comprobar el encuentro de Macri con los intendentes de Pinamar, Martín Yeza; de Olavarría, Ezequiel Galli; y de San Antonio de Areco, Francisco Ratto; cuando todavía cumplía aislamiento.

Ese día, el 11 de septiembre, la reunión fue difundida por Yeza, quien aclaró que la reunión fue al aire libre y respetando la distancia social.

Yeza escribió sobre el encuentro:  "Mauricio Macri está preocupado y por lo tanto muy comprometido con Juntos por el Cambio y los acontecimientos de nuestro país. Los acontecimientos de las últimas horas ratifican la importancia de no aflojar".

En ese momento, también difundieron la reunión los otros intendentes, como Ezequiel Galli, de Olavarría.

"Mantuvimos una reunión con Mauricio Macri en la que analizamos la difícil situación social y política que atraviesa nuestro país y coincidimos en que Juntos por el Cambio debe volver a ser una alternativa confiable para todos los argentinos", señaló Galli.