Este miércoles el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, anunció un aumento del 10% para la Policía bonaerense en los meses de mayo y diciembre, que se suman a los ya dados para marzo, julio y septiembre.

De esta manera, se alcanzará un incremento acumulado del 60% en un año, que permitirá subir las escalas salariales de las fuerzas de Seguridad de la Provincia en los próximos meses.

En un comunicado, se detalló que "con este nuevo aumento, el sueldo neto de un oficial de policía ingresante será en diciembre $113.194" y se indicó que "adicionando la compensación por uniforme de $7.500 que perciben de manera mensual, el sueldo neto de un Oficial de Policía que recién inicia su carrera ascenderá a $120.694".

A su vez, el Gobierno bonaerense recordó, respecto al promedio general de toda la fuerza, que en diciembre 2021 el sueldo era de $96.500, pero a partir de diciembre se elevará a $155.000 netos.

"El sueldo básico de un oficial de policía se incrementará en 146% a partir de diciembre en relación al mismo mes del año anterior, incrementando su participación en el salario bruto del 31,5% al 48,5%, reduciendo la participación relativa del resto de las bonificaciones y adicionales", se resaltó en el comunicado.

Sobre esta línea, se indicó que se continúa "con el objetivo de mejorar la calidad del salario", por lo que "se refuerzan los sueldos básicos para recomponer la retribución según la jerarquía".

Kicillof había anunciado la semana pasada también un aumento para estatales, docentes, médicos y judiciales, al agregar 10 puntos porcentuales a todas las etapas de los acuerdos concertados hasta el momento para alcanzar en diciembre una suba total del orden del 60%.

Además, el mandatario bonaerense comunicó días atrás un incremento del 50% en las jubilaciones y pensiones mínimas del beneficiarios del Instituto de Previsión Social (IPS), como así también el pago de un bono de hasta $10.000 para 26.975 bonaerenses que cobran jubilaciones y pensiones contributivas menores a $38.000.