El juez Pablo Pullen Llermanos inspeccionó el jueves por la mañana la vivienda de Milagro Sala en la localidad jujeña de El Carmen y lo aprobó como nuevo destino para que la dirigente social cumpla la prisión domiciliaria aunque pidió más tiempo para resolver la medida.

Los abogados de la detenida señalaron que la vivienda no está en condiciones para ser habitada ya que "fue construida no como vivienda sin. para desarrollar allí un centro de rehabilitación de adicciones que finalmente no se pudo concretar".

En junio, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos visitó a Sala mientras estaba presa, y luego recomendó al Gobierno argentino otorgarle la prisión domiciliaria. La Presidenta del Superior Tribunal de Justicia de Jujuy, Clara Langhe de Falcone, afirmó que la resolución del organismo internacional es de carácter obligatorio, de acuerdo con el derecho internacional y la normativa nacional.

Por su parte, el juez Pullen Llermanos mostró una postura distinta a la del organismo dependiente de la Organización de los Estados Americanos (OEA), y dijo que la resolución es solamente una opinión, y que se va a tomar todo el plazo que considere necesario para tomar una decisión. También hizo referencia al caso de Raúl Noro, marido de Milagro Sala, a quien le otorgaron la prisión domiciliaria en Cuyaya. El magistrado afirmó que la medida no puede ampliarse a Sala ya que "son personas diferentes", violando asi el principio de igualdad ante la ley.