El último 22 de noviembre, el juez federal Claudio Bonadio, quien el jueves emitió el procesamiento con pedido de desafuero y detención contra la senadora nacional y ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, inició los trámites para su jubilación, la cual comenzaría a regir con el inicio del próximo año.

De esta manera, se presume que la del jueves será una de sus últimas actuaciones en el Poder Judicial.

Bonadio tiene 60 años de edad y acumula 42 de aportes, por lo que estaba plenamente habilitado para jubilarse y, según trascendió, el pedido ya fue aceptado.

De esta forma, el juez federal cuestionado por el kirchnerismo debido a la rapidez y a la forma en que hace avanzar las causas contra ex funcionarios del gobierno nacional anterior, comenzará a percibir el cobro de los haberes previsionales el 1º de enero de 2018, por un monto superior a los 170.000 pesos mensuales.