Ciccone señaló que sufrió una "presión tremenda" para desprenderse del 70 por ciento de las acciones de su empresa, al prestar declaración indagatoria en el juicio por supuestas irregularidades en la venta de esa compañía.

El juicio oral por las presuntas irregularidades en la venta de la imprenta Ciccone Calcográfica continuó  con un cruce entre el ex dueño de esa empresa y Boudou en relación a supuestos contactos entre ambos.

Ciccone fue el primer imputado en aceptar declarar en el juicio y tras una larga reseña de su vida contó que participó de dos encuentros con el entonces ministro de Economía, aunque aclaró que no llegó a hablar con él.

Antes de que Ciccone iniciara su exposición, el Tribunal Oral Federal (TOF) 4 le había dado la oportunidad a Boudou, quien aclaró que pensaba hablar más adelante y solo si consideraba que era necesario hacer uso de la palabra para defenderse.

"Para mi es indispensable empezar a ejercer el derecho a la defensa en este momento", sostuvo el ex funcionario tras escuchar las palabras de Ciccone en la sala AMIA del edificio de los tribunales de Comodoro Py, en el barrio porteño de Retiro. 

"No hubo reuniones, no hubo audiencias. Un vez hubo un saludo a la salida de un canal, ante 40 personas, y la otra supuesta reunión no existió", enfatizó Boudou en los cinco minutos que le pidió al Tribunal para hacer su descargo. 

En el juicio se analiza si Boudou usó su cargo público para lograr que la ex Ciccone, única empresa con capacidad para imprimir billetes, pasara a manos de su amigo José María Núñez Carmona a través del supuesto testaferro Alejandro Vandenbroele.

El ex dueño sostuvo que los problemas económicos de su empresa comenzaron con la crisis del 2001 y que luego, durante años, intentó conseguir accionistas que le compraran una parte. También relató que en la búsqueda de compradores se reunió con Jorge Britos (hijo), dueño del Banco Macro, y con Héctor Aranda (directivo del Grupo Clarín), pero que en ningún caso recibió ofertas que le resultaran atractivas. 

En ese contexto, Ciccone se cruzó con Boudou a la salida de Telefé, un día en el que ambos habían sido convocados para distintos reportajes, y, según dijo, lo saludó y entendió que debía seguir las negociaciones con Nuñez Carmona.

"Pensé que Núñez Carmona podía haber sido Brito, de Cristina Colombo... no puedo precisar quién podría haber participado de este fondo que estaba detrás de esta propuesta", sostuvo Ciccone desde el banquillo de los acusados.

Más tarde, Boudou le respondió: "Le di la mano, ni sabía quien era. Saludé a todo el mundo que estaba ahí adentro. Acaba de decir que interpretó que yo le dije que hablara con Núñez Carmona".

Ciccone también habló de otra reunión supuestamente ocurrida el 1 de septiembre de 2010 en el restaurante Fresh Market, de Puerto Madero, por la que habría pasado el entonces ministro de Economía.

"La presencia del señor ministro avalaba la solvencia de la sociedad. La presencia del ministro duró poco y nada. Las negociaciones siguieron con Núñez Carmona", afirmó Ciccone ante el TOF 4.

Boudou, minutos más tarde, negaría esa reunión, diría que Ciccone y su fallecido hermano Héctor dijeron que ese encuentro había ocurrido a la misma hora en lugares distintos. 

La audiencia duró más de cuatro horas y tras la declaración de Boudou pasó a un cuarto intermedio hasta el próximo 31 de octubre, por problemas de agenda del tribunal, según explicó su presidente Pablo Bertuzzi.

Además de Boudou, Ciccone, Núñez Carmona y Vandenbroele, son juzgados el ex jefe de asesores de AFIP Rafael Resnick Brenner y el ex funcionario del Ministerio de Economía, Guido Lorenzino.

Durante la audiencia, la defensa de Resnick Brenner, acusado por facilitar un plan de pagos a la ex Ciccone luego de que fue vendida, pidió que la ex presidenta Cristina Kirchner sea citada a declarar como testigo, pero le fue rechazado. 

Por su parte, Vandenbrole pidió que se anulara la citación como testigo a su esposa (y principal denunciante) Laura Muñoz dado que todavía se encuentran casados, pero el tribunal confirmó que la citará para el 7 de noviembre.