Por Luis Mendoza 
lmendoza@cronica.com.ar 

Después de la derrota del miércoles en la Cámara de Diputados, donde la oposición impuso su mayoría para darle media sanción al proyecto que frena los tarifazos en los servicios públicos, el oficialismo salió a pronosticar ayer que la iniciativa "no pasa el Senado". Así lo dijo el presidente de la comisión de Presupuesto de la Cámara Alta, el senador macrista Esteban Bullrich, argumentando que tal como fue aprobado en Diputados, el proyecto "no es evaluable porque no es financiable".

"No pasa el Senado. Nadie dice lo que cuesta; tiene un costo muy grande. Presentar estos proyectos sin decir de dónde van a salir los recursos para financiarlos, es hacer demagogia", enfatizó el senador de Cambiemos en declaraciones radiales. Las expresiones optimistas de Bullrich podrían tener algún sustento si las conversaciones abiertas entre el gobierno nacional y los gobernadores justicialistas para frenar el proyecto que apunta a limitar los tarifazos, llegan a buen puerto.

Sin embargo, fuentes legislativas indicaron que el Senado espera el ingreso formal de la media sanción, para después girarlo a las comisiones que lo tratarán para emitir dictámenes. El miércoles último, el presidente del interbloque de senadores de Argentina Federal, Miguel Pichetto, estimó que habrá un rápido tratamiento en las comisiones y que el proyecto será debatido en el recinto de sesiones entre fin de mes y la primera semana de junio.

El senador justicialista dijo que el proyecto con media sanción de Diputados "la semana que viene irá a comisión y luego de dos o tres semanas de debate, lo llevaremos al recinto". En la Cámara Alta hay varias iniciativas vinculadas al tema tarifas, entre ellas una del propio Pichetto, que reprodujo el que presentaron en Diputados sus pares del bloque referenciado en los gobernadores justicialistas y también otra de la senadora Cristina Fernández de Kirchner.

Si se diera en el Senado la misma conjunción de acuerdo político de la oposición y se avanzara sin modificaciones, se podría aprobar la ley, quedando en manos del Poder Ejecutivo la posibilidad de veto total o parcial, como anticiparon el jefe de gabinete, Marcos Peña, y el titular del interbloque de diputados de Cambiemos, el radical Mario Negri, entre otros.

Será clave el rol que asuman en las próximas semanas los gobernadores justicialistas, a quienes responden la mayoría de los senadores de Argentina Federal.

Radicales

Por su parte, la mesa directiva de la Convención Nacional de la UCR expresó este jueves su apoyo a los legisladores nacionales que defendieron la posición del gobierno en el debate por tarifas. "Nos sentimos orgullosos de la tarea que realizan nuestros legisladores, que están comprometidos en dejar atrás el pasado de la decadencia y en construir un cambio social y político que garantice a todos los argentinos un futuro en paz, unidad y progreso", señaló en un comunicado.