La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, advirtió que el gendarme Neri Robledo, quien aseguró haber herido a un manifestante en la protesta de grupos mapuches donde habría estado el hoy desaparecido Santiago Maldonado, el 1 de agosto pasado, “va a tener consecuencias”, ya que “lo que hizo está absolutamente fuera del reglamento”. Asimismo, consideró que “los sistemas sumariales de las fuerzas de seguridad son antiguos”, por lo que está analizando “cambiar el sistema” y que “sean externos a las fuerzas”.

“Lo que hizo está absolutamente fuera del reglamento, pero no quiero estigmatizar a Robledo. Va a tener consecuencias, pero queremos terminar de analizar todo el panorama. En el momento en que tengamos que tomar decisiones lo haremos. Hay que analizar todo, eso incluye lo que se montó”, manifestó.

En un reportaje publicado por un matutino porteño, la funcionaria insistió en respaldar a la Gendarmería e insistió en que “pudo haber habido una inconducta, pero eso está muy lejos de una desaparición forzada” de Maldonado, el artesano de 28 años del que nada se sabe desde el 1º de agosto tras el desalojo de un corte de ruta en el sur de Chubut.

“Nuestro principal objetivo es encontrar a Santiago, y todavía eso no lo logramos”, admitió Bullrich y apuntó que “no se puede pensar que el Estado adrede buscó construir un escenario para que una persona desapareciera”.

“Acá inmediatamente nos acusaron de todo, nos insultaron, nos quisieron poner al lado de la peor historia de la Argentina y estamos demostrando con mucho trabajo que eso no es así. Pero al mismo tiempo nos mantenemos firmes, no vamos a ser políticamente correctos”, expresó.

Asimismo, la ministra diferenció que “una cosa es que la Gendarmería esté en un plan de desaparición forzosa y otra es que un gendarme haya cometido una acción que va en contra de las normas. Todavía no podemos decir que lo que hizo Robledo tuvo consecuencias. Hizo algo que está mal, pero no sabemos si eso tuvo consecuencias”, afirmó luego de que el gendarme dijera haber herido con una piedra a uno de los manifestantes.

Bullrich alertó que van a ser “muy duros contra los que hicieron acusaciones falsas y los que difamaron”, al tiempo que defendió el accionar de su jefe de Gabinete, Pablo Noceti, duramente cuestionado por la oposición. “No tengo ninguna duda de Noceti. No sólo lo digo yo, también lo dice el juez (Guido) Otranto. No hablaron de lo que estaba pasando en la ruta 40”, indicó.

Consultada si hacía una autocrítica en el manejo de esta crisis, respondió: “Son procesos de aprendizaje muy fuertes. Primero quizás haya que dejar que las cosas estén más asentadas para hablar, fui al Congreso demasiado rápido. Me faltaba más información”.

Finalmente, cuando se le preguntó “dónde está Maldonado”, concluyó: “Espero poder encontrarlo, como pasó hoy (por ayer) con Bryanna (Reganzani). Espero poder hablar con la mamá de Santiago y que pase lo mismo. Ojalá lo podamos hacer”.

Fuente: DyN