Se tomó su tiempo, pero Patricia Bullrich finalmente respondió el llamado y compareció ante el Senado de la Nación para explicar los alcances de la investigación sobre la desaparición del artesano Santiago Maldonado, de quién no se sabe nada desde un operativo de Gendarmería a la Lof de Cushamen, un reducto Mapuche en Chubut. 

Familiares, amigos y testigos mapuches de lo sucedido afirman que Gendarmería reprimió, golpeó y se llevó a Maldonado. La Ministra de seguridad, ante los Senadores, dejó abiertas todas las posibilidades: "Nuestra decisión como Estado nacional es plantear todas la. hipótesis que puedan estar en juego en esta causa", puntualizó.

De todas maneras, dejó en claro que "de ninguna manera podría avalar una situación de violencia e. la Gendarmería". En ese sentido, ratificó que no hay ningún "indicio" de de que esa fuerza "haya actuado con violencia y hay. tenido algún detenido" durante el operativo que se llevó a cabo el pasado 1° de agosto en la comunidad mapuche Cushamen.

Por otro lado, Bullrich aseguró que el cuerpo "dio informe sobre todos los gendarmes que estuvieron presentes, de todos los vehículos que habían estado en el lugar, acompañado de todo el material fotográfico que se obtuvo".

Bullrich utlizó un ejemplo bastante gráfico, para dejar bien en claro que no está a favor de cargar culpas sobre la Gendamería Nacional: "Yo no voy a cometer la injusticia de tirar un gendarme por la ventana para sacarme responsabilidades".

Además, en medio de un fuerte cruce con los senadores del Frente para la Victoria, la ministra aseguró que "de ninguna manera" tolerará comparaciones del accionar del gobierno con el de la sangrienta dictadura de 1976.