Después de la polémica generada por el arribo de un buque que llegó desde África, y la preocupación por la nueva varitante del cornovirus, Ómicron, el Ministerio de Salud de la Nación informó que el barco cumplió con todos los protocolos sanitarios.

Según se informó oficial mente, "los test de PCR que se realizaron el sábado dieron negativo en todos los tripulantes y pasajeros. De todos modos, el caso anunciado como positivo en altamar se mantiene aislado al igual que sus contactos estrechos".



Más tarde, brindaron la cronología de los hechos, que a continucación se detallan.

17 de noviembre: el libro médico del buque Hamburg reportó un pasajero con síntomas compatibles con COVID-19, que fue inmediatamente aislado pese a dar resultado negativo su test de antígeno. El pasajero había abordado la embarcación en Tenerife (España), el día 11 de noviembre .

19 de noviembre: se repite el testeo de antígeno a la persona en cuestión que arroja resultado negativo.

22 de noviembre: se le hace una prueba PCR al pasajero con síntomas con resultado positivo. Se identificaron sus contactos estrechos para que también hicieran el correspondiente aislamiento.

23 de noviembre: cumpliendo con los protocolos correspondientes, la Agencia Naviera dio aviso a la Dirección de Sanidad de Fronteras de la existencia del caso.



26 de noviembre: se les toma temperatura a todas las personas a bordo del buque con valores normales, se les hace el test de antígenos a todos, los cuales arrojan resultados negativo en todos salvo al pasajero afectado previamente, que da positivo. Ese mismo día, se revisaron los documentos de vacunación de los pasajeros, se entrevistó al caso en cuestión y a sus contactos estrechos, tomando conocimiento que ambos estuvieron realizando excursiones en Cabo Verde durante dos horas, en modalidad de burbuja, al aire libre, con barbijo y sin interactuar con ningún residente.

27 de noviembre: por la mañana, en uso de las atribuciones que concede la normativa vigente por evaluación de riesgo, se dispuso un testeo PCR para todos los tripulantes y pasajeros.

28 de noviembre: se arrojaron los resultados de los tests PCRs, los cuales dieron negativo para todos los que estaban a bordo, incluyendo al pasajero afectado. De todas formas, se dispuso mantener el aislamiento de esta persona y sus contactos estrechos conforme los protocolos y se liberó el buque, permitiendo el ascenso y descenso de personas. 

Por último, se detalló que "esta decisión se tomó en base a la evaluación de riesgo realizada a partir del momento de inicio de los síntomas, los resultados de los múltiples testeos y el tiempo de viaje sin contacto con tierra. La misma se tomó con la intervención de las áreas de epidemiología del gobierno nacional y del gobierno de la ciudad de Buenos Aires".