El funcionario retomó el diálogo con la central gremial, congelado desde mayo.

La sede de UPCN fue el escenario de un nuevo acercamiento entre la CGT y el gobierno. El triunvirato y referentes de la central obrera hablaron, por unas dos horas, con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca. “Vino con un tono conciliador”, dijeron los sindicalistas. En los próximos días habrá un nuevo encuentro.

¿Se descarta la posibilidad de un paro? Alrededor de las 15, Héctor Daer, Carlos Acuña, Juan Carlos Schmid, José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), Gerardo Martínez (Uocra) y Andrés Rodríguez (UPCN) recibieron a Jorge Triaca para retomar el diálogo entre ambas partes. “Nos planteó la agenda de trabajo real y afirmó que no hay ley de reforma en camino. Son todos borradores”, le dijo Lingeri a Crónica.

El referente sindical destacó el “tono conciliador” del funcionario y agregó que “en los próximos días se junta el triunvirato con Triaca para detallar puntos de inicio de un plan en conjunto”. A su vez, trascendió que en la semana del 18 se junta el consejo directivo para dar un informe de la situación y “de ahí se verá para adelante”, cuentan desde la CGT.

Es por eso que en Azopardo destacan la “instancia de diálogo” y no se animan a vaticinar el resultado del Confederal agendado para el 25 de septiembre. Como si fuera poco, algunos dudan de que se lleve a cabo. “Hicimos autocrítica y hablamos de construir una agenda en común”, aseguró Lingeri, quien habló de los despidos de Ezequiel Sabor y Luis Scervino de la vicejefatura del Ministerio de Trabajo y de la Superintendencia de Servicios de Salud, respectivamente.

No fueron producto de la marcha. No los veo como provocaciones al movimiento obrero”, teniendo en cuenta la buena relación que tenía la CGT con los funcionarios. Por su parte, Juan Carlos Schmid y Héctor Daer pusieron en duda la posibilidad de un paro antes de fin de año al advertir que “la última palabra la va a tener el Comité Central Confederal”.

Quizá la estrategia no tenga tanto que ver con realizar una medida de fuerza”, sostuvo Daer en declaraciones a radio Nacional, y aclaró: “Lo que hicimos fue conversar sobre lo que pasó recientemente y la necesidad de reencauzar el diálogo”. Todos siempre estamos dispuestos a retomar el diálogo, lo que sí le hemos manifestado al gobierno en más de una ocasión es que necesitamos otro enfoque y seriedad”, aclaró Schmid.

Por su parte, el ministro destacó que volvieron “al diálogo” y cuestionó cualquier ánimo de realizar una medida de fuerza por parte del sindicalismo al asegurar que “no hay condiciones objetivas para eso” teniendo en cuenta que “la inflación viene desacelerándose, está creciendo el empleo registrado y cuando se han acordado más del 95 por ciento de las paritarias”.