Por Luciano Bugner 
@lucianobugner 

El Consejo Directivo de la CGT se reunió este jueves tras un cuarto intermedio dictado a comienzos de abril y anunció una serie de medidas de fuerza que este viernes tienen su puntapié inicial. Serán los gremios del transporte, liderados por el triunviro Juan Carlos Schmid, los que encabecen una marcha frente al Ente Nacional Regulador de la Electricidad contra el “maldito tarifazo”.

En la sede de Azopardo se escuchó decir que “estos reclamos pueden desembocar en un paro nacional”. “Rechazamos el aumento desproporcionado de las tarifas y el proyecto que degrada las condiciones laborales”. Este fue el título del comunicado que este jueves dio a conocer la central obrera.

Tras dos horas de reunión, los gremialistas subrayaron que “el ajuste permanente no es una política económica”. Por eso, tras una larga siesta, empiezan los reclamos desde la CGT. Hoy a las 11, desde Carlos Pellegrini y Diagonal Norte, marcharán hasta el Enre, ubicado en Suipacha al 600.

La convocatoria partió desde la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte, ya que “millones de argentinos padecemos, más que un ajuste económico, un verdadero estrangulamiento de nuestras condiciones de vida. Su fruto se destina a enriquecer a sectores amigables del poder, como las mineras, el juego y las finanzas, que se han beneficiado de quitas de retenciones y la desregulación de sus actividades”, expresó Juan Carlos Schmid, triunviro de la CGT.

En las puertas del Enre se realizará un acto simbólico a través de una representación teatral, donde también dirá presente la Juventud Sindical Nacional (encabezada por Juan Pablo Brey) y distintos gremios cegetistas. Lo de este viernes se da bajo el lema “maldito tarifazo”, en el marco de una serie de acciones de repudio al incremento de tarifas de servicios públicos.

Si bien las acciones puntuales aún no están detalladas, se espera que los docentes, encabezados por Sergio Romero, sean los próximos en llevar a cabo la protesta. Construcción y camioneros, también se anotaron en la lista. “El objetivo es ir subiendo la temperatura. Todo puede terminar en un paro general”, le dijo a Crónica uno de los miembros del Consejo.

Es que, a través del comunicado, la Confederación General del Trabajo apuntó que “el aumento desmedido e irrazonable de las tarifas de los servicios públicos puso al descubierto el deterioro sostenido de los ingresos de los trabajadores argentinos”.Resulta imprescindible -continúarestablecer una relación permanente entre el valor de los salarios y el de los servicios públicos”.

En cuanto a la reforma laboral -que aún no se trató en comisión- el comunicado detalla que “el Ejecutivo impulsa otra vez reformas laborales que disminuyen indemnizaciones por despido y socavan el orden público laboral a favor de los empresarios, provocando desigualdad”. Por otra parte, si bien el eje de la reunión fue la situación económica del país, no se esquivó el tema de la renovación de autoridades. “Vamos a ponerle fecha al Congreso”, dijo antes de ingresar Schmid. Y si bien después fueron esquivos a las cámaras, trascendió que sería el 22 de agosto.