Por Luis Mendoza 
lmendoza@cronica.com.ar 

Legisladores nacionales del justicialismo se comprometieron ayer con la CGT a no avalar ninguna reforma tributaria, previsional y laboral, sin el consenso de la central sindical. Fue en un encuentro realizado en las oficinas del presidente del bloque de senadores nacionales del PJ-Frente para la Victoria, Miguel Pichetto, con los secretarios generales de la CGT, Héctor Daer, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña.

También estuvieron los dirigentes Gerardo Martínez (Uocra), Andrés Rodríguez (UPCN), Francisco “Barba” Gutierrez (UOM) y José Luis Lingeri (Obras Sanitarias). “Los legisladores han manifestado que las reformas, sin el consenso de la CGT, no van a pasar por el Senado de la Nación”, aseguró Schmid, al término del encuentro, en el que se habló también de la reconstrucción partidaria, para plantearse como alternativa de gobierno en 2019.

Afirmó que la CGT no fue notificada “todavía sobre cómo van a avanzar los acuerdos sectoriales”, como plantea el gobierno, pero reiteró que no van a discutir “por debajo de la ultraactividad, la jerarquía de los convenios colectivos y las condiciones de trabajo”. Para referirse a los términos políticos de la reunión, Daer señaló: “Los que militamos en el peronismo, queremos que vuelva a ser una expresión con capacidad electoral, de poder y que pueda ser la alternativa en las futuras elecciones”.

Schmid informó que después de las elecciones del 22 de octubre, los gobernadores concurrirán “en bloque” a la CGT, para “hablar sobre los temas abordados”. Del encuentro participaron los senadores nacionales Juan Manuel Abal Medina, Rodolfo Urtubey, Dalmacio Mera, Hilda Aguirre, Oscar Ojeda y Marina Riofrío y los diputados nacionales Diego Bossio y Luis Beder Herrera. También estuvo el gobernador de La Rioja, Sergio Casas.

Abal Medina ratificó el compromiso de “trabajar en conjunto” con la CGT, los gobernadores y los diputados del justicialismo, “para defender los derechos de los trabajadores”. Las oficinas de Pichetto fueron escenario en las últimas semanas de reuniones con gobernadores, legisladores, dirigentes sindicales e intendentes bonaerenses del peronismo, en los que se abordó la relación con el gobierno nacional después de las elecciones y los alineamientos partidarios para plantearse como alternativa política hacia 2019.