Por Luis Mendoza 
lmendoza@cronica.com.ar 

Confiados en los números que acompañarán al bloque de diputados nacionales de Cambiemos a partir del 10 de diciembre próximo, el oficialismo buscará en los próximos días garantizar consensos básicos con bancadas opositoras para convertir en ley, antes de fin de mes, la reforma previsional.

Los referentes legislativos de la alianza gobernante se reunirán este martes con funcionarios nacionales para terminar de delinear la apretada agenda parlamentaria de las próximas semanas, que quedará plasmada en la inminente convocatoria a sesiones extraordinarias del Congreso.

Voceros del interbloque oficialista que seguirá presidiendo el radical Mario Negri adelantaron que después de la jura de los diputados electos el 22 de octubre último, que se realizará el miércoles en la sesión preparatoria convocada al efecto y para la elección de autoridades, habrá una reunión para definir agenda y estrategia parlamentarias.

Una de las primeras definiciones pasará por asegurarse la presidencia de las principales comisiones relacionadas con la gestión de gobierno, entre ellas las de Presupuesto, Asuntos Constitucionales, Legislación General y Relaciones Exteriores, entre otras, a las que se sumará la de Previsión y Seguridad Social, central para el debate que viene.

De las 45 comisiones permanentes de la Cámara de Diputados, Cambiemos encabezará una veintena para su conformación, de acuerdo con lo que establece el artículo 105 del reglamento interno, “se hará, en lo posible, en forma que los sectores políticos estén representados en la misma proporción que en el seno de la Cámara”.

Hasta el 9 de diciembre, la de Previsión y Seguridad Social estará presidida por la diputada massista Mirta Tundis, quien ya anticipó que su bloque votará en contra de la reforma previsional. Cambiemos impondrá su condición de primera minoría para quedarse con la conducción de esa comisión.

Las cuentas
El oficialismo confía en reunir los números suficientes para aprobar en el recinto de sesiones el cambio en el cálculo para el ajuste de los haberes previsionales, que desde el año próximo -si se vota la reforma- operarán en los meses de marzo, junio, septiembre y diciembre, en base a la inflación y a la variación del índice salarial denominado Ripte.

A los 108 votos propios, aspiran a sumar los de bloques opositores, como el Justicialista (17), Frente Cívico por Santiago (6), Frente Renovador de la Concordia de Misiones (4) y de algunos monobloques. Las fuentes de Cambiemos admitieron que el debate será duro y que la oposición podría llegar a reunir alrededor de un centenar de votos, pero que la iniciativa aprobada la semana pasada por el Senado (43 a 23 y 3 abstenciones) obtendrá la simple mayoría que se requiere para su sanción.

Ya anticiparon su rechazo a la iniciativa los bloques del Frente para la Victoria-PJ, Frente Renovador, Peronismo para la Victoria (Movimiento Evita), Compromiso Federal, Frente de Izquierda, de la centroizquierda (socialista y Libres del Sur) y de otros monobloques. Todavía no hubo una definición pública sobre el tema de Martín Losteau y la radical Carla Carrizo, quienes ingresarán por Evolución y no se sumarán al interbloque comandado por Negri.

Pese a que los diputados no responden al alineamiento con los gobernadores como ocurre con los senadores, en el oficialismo confían en que hay varios que se referencian en los mandatarios provinciales, como es el caso de Entre Ríos, cuyos legisladores electos anticiparon que lo harán en el seno del Bloque Justicialista y no en el del Frente para la Victoria.