La crisis en Bolivia desató una fuerte interna en los distintos espacios de Cambiemos entre los que consideran que hay un golpe de Estado y quienes piensan que no se reúnen las condiciones para esa calificación.

Esas diferencias amenazan con ser el primer chispazo tras la derrota electoral del espacio, que viene con fuertes tironeos respecto de quién será el conductor de la oposición, lo que tiene un capítulo especial en la definición de las autoridades legislativas.

LEÉ TAMBIÉN: Golpe de Estado o no: Bolivia abrió una grieta en Juntos por el Cambio

El kirchnerismo pedirá el próximo miércoles la sesión especial en Diputados, que se realizaría una vez concluida la Asamblea Legislativa que debe formalizar el resultado de los comicios y proclamar a Alberto Fernández como presidente electo del país.

La postura que adoptará Cambiemos se negociaba frenéticamente anoche, en una discusión que continuará hoy e implica una negociación a varias bandas entre radicales, dirigentes del PRO, el presidente de la Cámara Emilio Monzó y la Casa Rosada.

“Si bajamos, lo que no está para nada confirmado, vamos a tener una postura unificada. Eso es seguro”, dijeron voceros del radicalismo a Crónica. Antes de definir su presencia en el recinto y asegurar el quórum para la sesión especial, los diputados de Cambiemos esperan conocer el detalle del texto que presentará el kirchnerismo. “Eso se está negociando con Felipe Solá, que nos prometió que durante la noche nos va a hacer llegar el proyecto de declaración y que sea algo que podamos votar”, explicaron.

El próximo miércoles, Monzó, Mario Negri, Silvia Lospenatto y otros diputados tendrán un encuentro para definir qué postura tomarán ante la convocatoria. Como nunca, deberán trabajar para cerrar la grieta interna entre quienes hablan de golpe de Estado -principalmente radicales- y quienes descartan ese término. Esa negociación se complica por la desconfianza interna. Por ejemplo, el diputado del PRO Daniel Lipovetzky se puso del lado de los que consideran que hubo golpe, en un mensaje que fue celebrado por el presidente electo Fernández, quien más tarde destacó un comunicado de la UCR en ese sentido.

Para terminar de condimentar una negociación de máxima dificultad, desde el Congreso dejaban trascender casi un veto impuesto por la Casa Rosada a la búsqueda de un acuerdo: “Si se repudia lo de Bolivia, el kirchnerismo tiene que reconocer que lo de Venezuela es una dictadura”.

Ver más productos

La Iglesia recuerda a beato Sebastián (Selvatico) de Madiis (Maggi)

La Iglesia recuerda a beato Sebastián (Selvatico) de Madiis (Maggi)

Esta frase surgió en una reunión de gabinete económico con el Presidente.

Para el gobierno "el pueblo no tiene por qué pagar otra vez un préstamo"

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos