Cambiemos ganó los 5 distritos más grandes del país, que representan el 66% de la población. Es la primera vez desde 1985 que el partido del gobierno nacional se impone en estas cinco provincias simultáneamente en unas elecciones legislativas.

La elección de Cambiemos es especialmente positiva en Senadores, donde está ganando 12 de las 16 bancas posibles.

El resultado de las elecciones confirma el crecimiento de Cambiemos. En las elecciones legislativas para diputados de 2015, Cambiemos había ganado en 6 distritos. Hoy ya se aseguró 13 y está peleando voto a voto en Tierra del Fuego, La Pampa y Chubut.

Sumando todos los distritos del país, los candidatos de Cambiemos obtuvieron el 41% de los votos. En 2015 habían sumado el 32% a nivel nacional. Y en 2013, el 21%. Es decir, un crecimiento de alrededor de diez puntos en cada ciclo electivo.

Desde el retorno de la democracia, sólo dos veces un oficialismo logró superar los 40 puntos: la UCR en 1985 y el PJ en 1993. En ambos casos obtuvieron algo más del 43%.

Cambiemos también ganó en al menos 16 capitales de provincia, sin contar los resultados, todavía sin definir, de Santa Rosa (La Pampa) y Rawson (Chubut).

En las últimas dos elecciones legislativas, en 2009 y 2013, el oficialismo de entonces había obtenido el 26% y el 31%, respectivamente. Y no había ganado en ninguno de los 5 distritos principales.

Cambiemos también se está imponiendo en Santa Cruz y La Rioja, dos bastiones peronistas que sólo tuvieron gobiernos peronistas desde 1983.