Por Luis Mendoza 
lmendoza@cronica.com.ar 

El titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, le comunicó este lunes al presidente Mauricio Macri que no se presentará en 2019 para renovar su banca, por lo que no continuará al frente del cuerpo legislativo si Cambiemos sigue en el poder. Monzó se reunió en la Casa Rosada con Macri y el jefe de gabinete, Marcos Peña, para comunicarles su decisión de no continuar al frente de Diputados y por la tarde surgieron versiones sobre un futuro destino en una embajada, probablemente en España.

La confirmación de la noticia corrió por cuenta del jefe de gabinete, quien señaló que Monzó no seguirá en la presidencia de la Cámara Baja, pero afirmó que finalizará su período como diputado nacional por la provincia de Buenos Aires en diciembre del año próximo. No obstante, versiones surgidas en medios cercanos al presidente de la Cámara de Diputados conjeturaban que el paso al costado podría concretarse antes, aunque se reconoció que, en las actuales circunstancias políticas, es una pieza clave para manejar el equilibrio en los debates que cruzan a todos los espacios políticos, como los proyectos por tarifas primero o el aborto en junio venidero.

Peña dijo que Monzó "no quiere otro mandato en la Cámara de Diputados", pero indicó que "pretende colaborar en otra tarea" cuando finalice su período en ese cuerpo legislativo. Peña calificó al diputado macrista de "persona de extraordinaria importancia" en la coalición oficialista y recordó que, en 2015, los dos estuvieron a cargo de la coordinación de la campaña que terminó con Macri en la Presidencia.

En un reportaje a Canal 13, el jefe de gabinete relativizó los rumores sobre supuestas diferencias políticas con Monzó, al señalar: "Fuimos los dos los que coordinamos la campaña de 2015 y no quita que podamos tener perspectivas distintas. No tiene que ver tanto esa idea de no seguir por diferencias, sino por una cuestión más humana", explicó.

Las versiones que circulan desde mediados del año pasado indican que Monzó no participó en 2017 de la "mesa chica" que definió el perfil y el armado electoral del oficialismo, particularmente en la provincia de Buenos Aires, y que esa cuestión tuvo su peso a la hora de la decisión comunicada este lunes.

Fuentes vinculadas a la intervención del Consejo Nacional del Partido Justicialista no descartaron un próximo regreso al país del actual embajador en España, el ex senador justicialista Ramón Puerta, para colaborar en el rearmado del PJ de cara a las elecciones presidenciales del año próximo.