La Federación Nacional de Camioneros se declaró en estado de asamblea en reclamo del bono de fin de año y no descartó un cese total de actividades por 24 horas ante el desinterés de los empresarios por atender las solicitudes de los trabajadores.

El comunicado de la entidad señala que "vamos a continuar en estado de asamblea, porque los empresarios que ganaron mucho dinero con el esfuerzo de los trabajadores se niegan a pagar. Las asambleas se harán en todas las actividades y en todo el país".

En tanto, el sindicato aseguró que "no se ha descartando un paro total de actividades por 24 horas, dado que ya se han llevado a cabo varias reuniones y la parte empresaria sigue demostrando un total desinterés en resolver la situación".

El mismo parte da cuenta de que "la inflación hace necesaria e imperativa la colaboración del sector empresario, que en épocas de bonanza tampoco sabe gratificar a sus trabajadores, y ahora manifiesta un malestar económico, cuando en actos oficiales aplauden las medidas económicas del Gobierno".