Con un paro nacional y movilizaciones en todo el país, la Asociación Trabajadores del Estado ( ATE) protestó ayer “contra el Presupuesto del ajuste y la precarización”. En la Ciudad de Buenos Aires, los manifestantes marcharon desde 9 de Julio y Avenida de Mayo hasta el Congreso, donde también repudiaron el proyecto de Ley de Responsabilidad Fiscal, reclamando reapertura de paritarias, plena implementación de la Ley de Emergencia Social y aprobación de la Ley de Emergencia Alimentaria.

La jornada tuvo acompañamiento activo de las organizaciones sociales que pugnan por esas últimas medidas, en beneficio de trabajadores informales y desocupados. En las grandes ciudades del interior, la jornada también movilizó a miles de trabajadores públicos y precarios, quienes agregaron a la agenda el reclamo por la desaparición de Santiago Maldonado.

Al hablar frente al Congreso, el titular del secretariado nacional de ATE, Hugo “Cachorro” Godoy, enfatizó que “si los trabajadores no nos manifestamos y peleamos por nuestros derechos, el gobierno avanza con una reforma laboral”. El dirigente dijo poner “en duda” que haya diálogo entre los gremios cegetistas y el gobierno, evaluando que se trata de “una capitulación y una aceptación pasiva de las condiciones que impone el gobierno, cuando no dé una complicidad en la aplicación de una reforma laboral en los hechos”.

Según Godoy, las medidas “de ajuste” que se prevé aplicar después de las elecciones, “van a implicar reducción salarial, continuidad de la precariedad laboral, reducción de partidas en políticas públicas, del desarrollo científico, educativo y sanitario”, y que “lo único que va aumentar, es el pago de intereses de la deuda externa”.

Junto con los estatales se movilizaron asimismo Barrios de Pie, Corriente Clasista y Combativa, Confederación de Trabajadores de la Economía Popular, Federación Sindical de Profesionales de la Salud y Conadu histórica, representando a un sector de los docentes universitarios del Estado. En el anuncio de la protesta, la conducción del sindicato convocante planteó salir al cruce de “la reducción del personal” en el Estado, que estaría prevista en el proyecto de ley oficial de Presupuesto 2018.

Desde la organización de la Economía Popular, Esteban Castro expresó que “la garantía de discusión de mayores partidas para el pueblo argentino dependerá de la capacidad propia de movilización y organización”.