Carrio fue la última candidata en votar. (DyN)

Elisa Carrió aseguró este domingo sentirse "tranquila" luego de la semana que la tuvo como protagonista por sus polémicas afirmaciones en torno al caso Santiago Maldonado, y aseguró que estas fueron "de buena fe" porque quería que "aparezca con vida".

Carrió, al hablar brevemente con la prensa tras votar en la escuela ubicada en Santa Fe y Paraná, del barrio de la Recoleta, dijo que "todo está bien y perdono a todos de corazón", en alusión a la andanada de críticas que recibió tras sus expresiones sobre Maldonado, visto por última vez el 1 de agosto pasado, en una protesta que fue reprimida por la Gendarmería.

La legisladora aseguró que dijo "de buena fe" que Maldonado tenía un 20 por ciento de posibilidades de aparecer en Chile, ya que "sólo quería que aparezca con vida; había una mínima posibilidad y confiaba en esa posibilidad. Yo quería su vida", aseguró, tras el hallazgo de su cuerpo en el río Chubut, la semana pasada.

La candidata, rodeada de una fuerte seguridad que incluyó el vallado del lugar, advirtió que no desea que "se interprete" que hace "un uso político" del caso del tatuador, pero afirmó que "Dios lo tiene en sus manos" a Maldonado, y que actualmente reza "por él".

"No voy a hablar más de eso (del caso), cuando tenga que hablar, lo voy a hacer en serio", advirtió Carrió, en un breve contacto con la prensa al salir del establecimiento, al que llegó cerca de las 17, por lo que resultó de los últimos candidatos en presentarse a votar.

Carrió, en supuesta referencia a cortocircuitos en el Gobierno tras sus declaraciones, comentó que venía de la quinta presidencial de Los Abrojos, y que "ganó la paz, así que estamos todos tranquilos; la elección fue tranquila, uno no puede estar feliz, pero está tranquilo y con la conciencia en paz".
 

Fuente: DyN