La titular de la Coalición Cívica (CC), Elisa Carrió, afirmó este viernes que está “al lado de (Mauricio) Macri”, al ingresar a la residencia de Olivos para una reunión con el Presidente acordada hace varios días para analizar la situación de las pymes.

Este encuentro se llevó a cabo por al menos una hora y media, y allí la diputada le ratificó su respaldo a Macri "sobre todo en la crisis" al tiempo que aseguró que “estamos en un buen camino” en materia económica.

Carrió, quien el pasado jueves había cuestionado a sus colegas del interbloque Cambiemos por el apoyo al proyecto para legalizar el aborto en Diputados, realizó estas declaraciones al ingresar a la Quinta de Olivos, donde participó de una reunión con el presidente y otros funcionarios que se prolongó durante una hora y media, durante la cual se analizaron los incentivos a las pymes para exportar.

Al ser abordada por los periodistas, Carrió dijo que el dólar “va a bajar” y ante la designación del ministro de Finanzas Luis Caputo al frente del Banco Central y la reacción de los mercados, replicó: “Que se tranquilicen, estamos en un buen camino”.

Al finalizar el encuentro, el presidente Macri publicó en su cuenta de twitter una foto, en el que se lo ve junto a Carrió, con la leyenda: “Hoy nos reunimos con Lilita y equipo para seguir los avances de Exporta
Simple, el programa para facilitar exportaciones de las PyME”
.

Del encuentro, que estaba previsto desde la semana pasada participaron además, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, el ministro de Producción Francisco Cabrera y el secretario de Comercio, Miguel Braun

En tanto, voceros de Carrió informaron esta noche que la segunda reunión por las pymes exportadoras “fue extraordinaria” y agregaron que “se habló de potenciar las pymes exportadoras y de recorrer el país por este tema”, lo que hará Carrió junto a Braun.

Asimismo, señalaron que Carrió “también dijo que está preocupada por la elusión fiscal por parte de las grandes exportadoras”.

Y, apuntaron que la diputada tuvo un breve aparte informal con Peña, con quien habló de “cerrar la grieta interna que se produjo en el interbloque, producto de la fuerte discusión de las últimas semanas”.

Al ingresar a Olivos, Carrió insistió en que no se romperá la alianza Cambiemos (PRO-UCR-Coalición Cívica) y aclaró que su enojo al votarse el proyecto de legalización del aborto fue contra el presidente de la Cámara de Diputado, Emilio Monzó, porque “hace dos años” no le da el uso de la palabra.

El pasado jueves, luego de que la Cámara de Diputados le diera media sanción al proyecto de ley de legalización del aborto, Carrió dio un mensaje al interior de la coalición de gobierno, al levantarse de su banca, enojada, y advertir a sus pares del bloque oficialista: “Es el último esfuerzo que hago para preservar la unidad” de Cambiemos.

Más tarde, en una serie de mensajes por Twitter, le bajó el tono a su afirmación, al asegurar que tiene una “excelente y permanente relación con Olivos” y señalar que apeló “a la unidad de Cambiemos y les hablé a los diputados nacionales para que reine la concordia y no la grieta”.

Sobre la legalización del aborto, esta tarde ratificó: “Mis convicciones no cambian nunca, las tengo desde que entré a la Cámara de Diputados; pregúntenle a los que cambian las conviccione. como Cristina (Fernández de Kirchner), como otros. Anoche cambiaron, parece que las convicciones se cambian en media hora, no se si es por plata o no, pero se cambian en media hora”.

Y, reiteró que está en contra de legalizar el aborto porque “soy cristiana, de eucaristía diaria. El dolor en mi alma (por la aprobación) es muy grande”.

Además elogió que la jornada haya terminado sin violencia y advirtió que “quizá, si ganaba el no, iba a haber violencia”.

Por otra parte, el secretario de Fortalecimiento Institucional, Fernando Sánchez, afirmó hoy que está “100 por ciento” garantizada la continuidad de la CC dentro de Cambiemos.

Sánchez, uno de los dirigentes de más confianza de Carrió, explicó que el enojo de la diputada se debió a que es un “tema muy sensible y costoso en lo personal”

Para Sánchez, la reacción de Carrió en el recinto fue más emocional que política, ya que es un tema que “le afecta personalmente”.

Respecto de la reunión de trabajo por “exporta Simple”, el ministro Cabrera lanzó esta semana el plan integral de estímulo PyME por $33.000 millones para mejorar su acceso al financiamiento. “Queremos ayudarlas a crecer, invertir y ser más competitivas”, posteó en su cuenta twitter.

El paquete de medidas establece un plan integral de créditos para financiar capital de trabajo por $22.000 millones, para inversión productiva por $7.000 millones y para inclusión financiera de las pymes por $4.000 millones.

En relación al capital de trabajo, el Banco de la Nación Argentina (BNA) pone a disposición una línea por $10.000 millones para descuentos de cheques a una tasa final del 29% (la tasa del BNA es del 32% y el Ministerio de Producción de la Nación bonificará 3% de dicha tasa). 

Por otra parte Carrió tuvo hoy otra reunión, una sobre el tema defensa y Fuerzas Armadas, con el ministro Oscar Aguad, Fulvio Pompeo, secretario de Asuntos Estratégicos de la Jefatura de Gabinete y Fernando Sánchez.