La guerra fría entre la Corte Suprema de Justicia y el gobierno nacional acaba de retomar temperatura. Elisa Carrió anunció que ampliará su pedido de juicio político contra el titular del máximo tribunal del país, Ricardo Lorenzetti.

La volcánica legisladora hizo erupción durante el programa de Mirtha Legrand, donde participó para poner punto final al escándalo que desató una semana atrás la presencia de la mediática Natacha Jaitt, que involucró en el escándalo de abusos sexuales a menores a periodistas y dirigentes políticos.

Fiel a su estilo, Carrió aseguró que no informa sus viajes “porque La Cámpora me quiere matar” y, lejos de calmar las aguas, sostuvo que el propio Lorenzetti envió a Jaitt a realizar esas declaraciones.

“Esta operación de Frankenstein está en la Corte, nadie lo va a decir. Yo lo puedo decir: detrás de todo está Lorenzetti”, dijo Carrió.

Y agregó: “Esta es una operación. Al final del programa dice: ‘Esto termina en Olivos’. Es una operación en marcha, extorsiva, hacia determinadas figuras”, aseguró. Y remarcó que sus diferencias con Macri “ya quedaron atrás” porque “el peronismo quiere separarnos, pero estamos juntos para reconstruir la República”.

Para la diputada, esa presunta maniobra tiene como objetivo “desestabilizar” a la administración de Mauricio Macri.