El gobierno nacional define los detalles de un programa de empleo con el que apunta a crear a corto plazo 30.000 puestos de trabajo en relación de dependencia para jóvenes de entre 18 y 24 años. La iniciativa, impulsada por los ministros de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y de Trabajo, Claudio Moroni, tendrá importantes beneficios fiscales para las empresas.

Las claves del programa de empleo

El plan incluye que el Estado se haga cargo de una gran porción de los nuevos empleados durante un año, y un monto extra por capacitaciones para los flamantes trabajadores por seis meses.

A cambio, las empresas interesadas deberán mantener la nómina del personal, tal como era antes de las incorporaciones, y tendrán a su cargo el pago del resto del salario hasta alcanzar al menos los de la categoría correspondiente. Además deberán abonar los incrementos salariales surgidos en paritarias del sector.

  

Los candidatos, en tanto, tendrán como requisito haber completado la escuela media y contar con título secundario. No sólo eso: también tendrán que estar inscriptos en los programas de capacitación e inserción laboral, a través de las oficinas públicas de empleo que existen en todo el país.

La intención del Poder Ejecutivo es revertir los niveles de desempleo que afectan a los jóvenes en la Argentina. En el primer trimestre de este año, la desocupación alcanzó 24,9% en el caso de las mujeres de entre 14 y 29 años, y 17% en varones de la misma franja etárea.

El plan será oficializado en los próximos días, mediante una resolución conjunta de ambas carteras, y de inmediato la PyMe interesada podrá inscribirse en una página web creada especialmente para el programa.

Esta iniciativa forma parte de un programa más amplio que vienen desarrollando los ministerios encabezados por Kulfas y Moroni, y que fue analizada con sectores empresarios. La intención es transformar los planes de capacitación laboral vigentes, que están destinados tanto a personal con empleo fijo como a desocupados, en oportunidades de empleo formal, con incentivos para la contratación de jóvenes, mujeres y personas no binarias.