En una jornada plena de tensión, la Legislatura porteña sancionó este jueves la ley de Unicaba, que crea una Universidad de formación docente y deja de lado los actuales profesorados.

Desde allí, además se realizarán evaluaciones sobre los mismo para determinar si su trabajo es acorde a lo que se solicita desde el gobierno porteño. Si bien fue aprobada, la iniciativa se aplicaría recién el año próximo.

Fue aprobada gracias al apoyo de los 34 legisladores de Vamos Juntos, ya que ninguno de los otros bloques del recinto apoyó la iniciativa. Sin embargo, los 26 votos negativos, no alcanzaron para frenar la iniciativa.

La propuesta había sido enviada por el gobierno porteño el año pasado, pero el rechazo de grupos docentes y alumnos los llevó a rediseñarla. Principalmente porque la universidad docente llegaba para reemplazar (y se eliminarían) a los profesorados.

En la segunda versión, los maestros pueden optar entre uno y otro, pero la convivencia de ambos espacios no están planteada en términos concretos. Pese a las mejoras realizadas al texto, no se llegó a un acuerdo ni con los bloques opositores ni con los docentes, por lo que la disputa permaneció.

Durante la sesión, que estuvo cerrada al público y de la que sólo pudieron participar los rectores de los 29 profesorados que funcionan actualmente en la Capital Federal, la oposición cuestionó principalmente el funcionamiento y la financiación de la Unicaba.

Maximiliano Ferraro, legislador del oficialista Vamos Juntos y titular de la Comisión de Educación, aseguró que el cambio apunta a "mejorar e intentar tener políticas educativas para jerarquizar la formación docente. Tiene dos objetivos, una establecer los fines objetivos de derechos y obligaciones tanto del Ministerio de Educación como de los Institutos de formación docente, y también la construcción de un sistema de evaluación y estadística".

Forcejeos y heridos

La tensión generada por diversos espacios llevó a las autoridades a disponer un fuerte operativo de seguridad con un vallado alrededor de la Legislatura, obligando a los diputados porteños a llegar a sus bancas cerca de las seis de la mañana.

Frente a los efectivos se fue organizando una concentración de gremios docentes, centros de estudiantes y agrupaciones de izquierda, que se manifestaban en contra de la iniciativa. También la iglesia (que coordina 20 establecimientos) se opuso al proyecto, pero desistió de movilizarse. Por ese motivo ayer no hubo clases en ninguna de las escuelas de la Ciudad de Buenos Aires.

El pico de la tensión se dio en horas de la mañana, cuando los manifestantes llegaron hasta las proximidades de uno de los vallados, y la policía decidió despejarlo utilizando gas pimienta y ocupando el lugar, desalojando a los manifestantes, que poco después volverían.

El hecho generó la salida de algunos legisladores que denunciaron la represión y también sufrieron los efectos del gas pimienta, como el caso de la diputada Myriam Bregman.

Ver más productos

Santa Teresa de Jesús, en el recuerdo de la iglesia católica.

La Iglesia recuerda hoy a a Santa Teresa de Jesús

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

El Presidente llamó a jefes provinciales y dirigentes, ¿para qué? (Archivo).

El misterioso llamado de Macri a los gobernadores previo al debate

Francisco sacó al jefe de su custodia

Francisco sacó al jefe de su custodia

Ver más productos