El Gobierno aceptó este jueves otras ocho renuncias en el Poder Judicial, en el marco de una sucesión de bajas presentadas por magistrados tras el debate de la ley que reduce las jubilaciones de privilegio del Poder Judicial y el cuerpo diplomático. Iniciativa que finalmente fue sancionada por el Senado la semana pasada.

Las renuncias, que fueron aceptadas por el presidente Alberto Fernández y la ministra de Justicia, Marcela Losardo, fueron publicadas hoy en el Boletín Oficial.

Se trata de Francisco Miño, juez del juzgado federal de primera instancia 2 de Santa Fe; y Beatriz Caballero de Barabani, jueza de Cámara del Tribunal Oral en lo criminal federal 2 de Rosario.

También renunciaron Martín Laclau, vocal de la Cámara Federal de la Seguridad Social, Sala III; Ricardo Barreiro, vocal de la Cámara Federal de Apelaciones de General Roca, Río Negro; y Graciela Medina, vocal de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil y Comercial de la Capital Federal, Sala III.

Lo mismo hicieron Aníbal Gilardenghi, defensor público oficial ante la Cámara Federal de Apelaciones y los juzgados federales de primera instancia en lo Civil, Comercial y Contencioso Administrativo de San Martín, provincia de Buenos Aires; Eduardo Narbona, defensor público oficial ante el juzgado federal de primera instancia de La Rioja; y Rubén Molinari, defensor público oficial ante la Cámara Federal de Apelaciones de Corrientes.

Decreto aceptando la renuncia de Beatriz Caballero de Barabani

 

Decreto aceptando la renuncia de Francisco Miño

Los decretos llevan la firma de Marcela Losardo, ministra de Justicia (Twitter)