Durante una charla con vecinos, los referentes camporistas hablaron sobre la Asignación Universal por Hijo y la de Embarazo, las jubilaciones para las amas de casa y las que se otorgaron a través del régimen de moratoria durante el gobierno kirchnerista.

"Ustedes en estos doce años, no sin dificultades, pudieron ir construyendo una esperanza en el futuro", expresó Máximo Kirchner.

"La Asignación Universal por Hijo, por Embarazo, las Jubilaciones para las Amas de Casa, por moratoria para aquellos que habían sido despedidos de sus trabajos y despedidas de sus trabajos y no habían podido complementar los aportes para poder jubilarse, fueron calificados en la Argentina como un regalo, como una actitud populista o demagógica, sin entender que lo que se estaba haciendo con cada una de esas medidas era reparar. Reparar lo que el Estado había dañado casi de manera final. Ir a tratar de dar una mano. Quizá no toda la solución que en el día a día los vecinos y las vecinas de Itatí, a plena vista resulta, necesitan. Pero si una mano para entender que ese día a día fuera menos pesado y que el futuro fuera no una quimera sino algo que se podía construir para ellos mismos, para sus hijos y para sus nietos".

Mayra y Máximo escucharon a los vecinos.


Al respecto, Máximo destacó: "A muchos ese tipo de situaciones le molestaron, y generalmente a las dirigencias, defender esos proyectos políticos que le dan una oportunidad a la gente, que ponen en valor su esfuerzo, porque de lo que se trata es de poner en valor el esfuerzo de ustedes", les dijo Máximo, y les pidió que "no depositen toda la fe en esta elección, que esto sigue todos los días. Y que de ganar la persona que ustedes quieran que gane hay que acompañarla porque contra lo que hay que pelear es muy fuerte. Y hay que pelearlo con la gente".

"Este presidente, en vez de estar de rodillas, debería convocar al pueblo de Itatí, al pueblo de Quilmes, al pueblo del país a que lo acompañe a dar la pelea contra el FMI. Debería ponerse de pie porque si el presidente se pone de pie su pueblo lo va a acompañar. No le tiene que tener miedo a la gente. La gente es respetuosa, es trabajadora, tiene ganas de salir adelante, la yuga todos los días, hace como puede", señaló el líder de La Cámpora.

Al timpo agregó: "Todos los días desde los medios de comunicación le dicen que no crean en nada que son todos iguales. Y hoy ustedes saben que no son todos iguales. Con algunos se puede tomar leche, y cuando digo leche me refiero a la leche y no el agua de color blanco que están vendiendo ahora. Con algunos se puede comer asado los fines de semana y con otros, como ahora, es pechuga o alita de pollo".

Máximo y Mayra. Junto a la gente en Quilmes.


Por la intendencia:

"Se está viviendo día a día con angustia, pero sabemos que ese dolor y bronca la vamos a transformar en esperanza, en fuerza, y vamos a recuperar el gobierno para el pueblo, el gobierno nacional, el gobierno provincial, y vamos a recuperar el municipio de Quilmes para transformar este y cada barrio, para transformar todas las realidades injustas que hoy estamos padeciendo", expresó Mendoza, quien en octubre enfrentará al actual intendente, Martiniano Molina, de Cambiemos.

"Sean parte de este logro que vamos a vivir, va a ser una victoria contundente la que vamos a tener en este agosto y octubre. Con inclusión, trabajo, producción, educación, con oportunidades para todos, un proyecto de amor. Eso es lo que vamos a militar, eso es lo que vamos a conseguir, eso es lo que vamos a lograr, entre todos y todas", sentenció la precandidata.

Ver más productos

San Jerónimo Ranuzzi, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Jerónimo Ranuzzi

Perón y Evita, una nueva era política en el país

De Perón a Fernández, un país siempre convulsionado

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos