Por Roberto Di Sandro
rdisandro@cronica.com.ar
El Decano | 72 años en la Casa Rosada

Paciencia y esperanza

Cumplió su primera visita al exterior como presidente de la Nación. Alberto Ángel Fernández llegó el pasado sábado “de su productiva entrevista” -así se calificó- con el gobierno de Israel y, de inmediato, en Olivos, se sentó junto con todo su gabinete. Hubo poco de que hablar, porque durante la estadía en Jerusalén mantuvo directa comunicación con el jefe de Gabinete.

No pasó un solo día sin que Fernández y Santiago Cafiero intercambiaran opiniones. Justamente en esos contactos, tanto telefónicos como por WhatsApp, el joven nieto del que fuera ministro de Juan Domingo Perón en 1952 -Antonio Cafiero- le informó de la situación imperante en el ámbito local.

“Continuamos la lucha para bajar la inflación”, palabras más palabras menos, fue una de las respuestas claves de los contactos comunicacionales. Tiene mucho trabajo Fernández en estos días para solucionar problemas que sin duda vienen de los últimos cuatro años y que por el momento parecen insalvables. Los precios siguen aumentando; la desocupación se mantiene; los salarios no logran alcanzar más de quince días y sólo renace la esperanza con ciertas medidas que van surgiendo y a las que para completarse aún les falta algún tiempo.

Justamente en una de estas conversaciones, ya personales o telefónicas, se insiste en destacar cuatro palabras: “Hay que tener paciencia”. El propio mandatario lo ha señalado en diferentes oportunidades y, sin duda, ese viento de fe se advierte, hasta ahora, en el ánimo de quienes no la pasan muy bien. Ahora es el papa Francisco quien espera la presencia de Alberto. El Presidente estará en la Santa Sede el 31 de enero.

Pero hay otros países que aguardan tener un diálogo con el máximo representante argentino. Enseguida ampliamos, no sólo con el cuaderno oficial, sino también con aquellos trascendidos o versiones que en estos tiempos que vivimos se hacen más visibles.

Sólo comprensión

A su regreso de Israel ya empieza a acomodar las maletas para viajar a Italia. El Presidente lleva como latiguillo el deseo de que “todos comprendan cuál es la situación económica argentina”. En este caso, ante el Santo Padre, con quien lo une una real amistad, Alberto Fernández hará conocer la situación general y, al mismo tiempo, insistirá en que visite el país para acrecentar esa paz y esa tranquilidad que puede darle Francisco a su lugar de origen. Al propio tiempo, ayer, hoy y mañana, el mandatario buscará lineamientos generales para extender su visita a Europa. Están previstas reuniones con mandatarios de Francia y España, además de Italia. La voz argentina sobre las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) también será relevante en estos casos. De allí estas reuniones que mantiene Fernández con el equipo económico y, principalmente, con Argüello, el embajador argentino ante el país más poderoso del mundo. “Un poco de comprensión”, insisten en pedir los funcionarios argentinos que hace aproximadamente cuarenta y cinco días se instalaron en la Casa Rosada para comenzar a gestionar durante cuatro años y quizás, en su momento, si alguna vez las cosas se superan, por más tiempo. Usted juzgará, señor lector, qué sucede de aquí en adelante.

¿Precios descuidados?

Las versiones se agigantan a cada momento. Se lanzan rumores de toda naturaleza. Los recogemos dentro de un contexto aceptable, no de credibilidad, sino por el solo hecho de que se conozcan. Nada de escribir términos al margen de la educación básica. Pero, como muchas veces lo imaginativo se convierte en real, por eso lo registramos. Por ejemplo, sobre la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, que ejerció la Presidencia durante el viaje de Alberto: el otro día, antes de ingresar a gobierno, nos tropezamos con un núcleo de jóvenes que se miraban y murmuraban: “La vice no viene a la Rosada porque no quiere ver a nadie”. No es verdad. Lo reemplaza, como dice la ley, al Presidente cuando este sale al exterior. “Seguro que están peleados por ciertas designaciones”, alegaba otro. Nada que ver. “Alberto fue a Israel y no dejó de comunicarse con Cristina”, impactó una voz muy cercana al máximo gobernante y, enseguida, alguien más sensato en sus murmullos estuvo más cerca de la verdad al decir “se hacen todo tipo de reuniones con bancarios, economistas y funcionarios especializados para lograr salidas fiscales acordes a la situación que vive el país, sin entrar en manoseos”. Claro que el tema de los precios cuidados ya tiene otra calificación. Nos comentaba un veterano periodista, Eduardo Campilongo, sobre “la falta de sensibilidad que existe en algunos comerciantes que siguen incrementando los valores”. Con su reconocido humor sano, modificó el contenido: ahora se llaman precios “descuidados”. Así es. Por todos lados se ven alzas después de anuncios en contrario. Cuándo tomarán medidas, señores. Otro comentario con sutileza recorre la Casa de Gobierno. En este que vamos a mencionar sólo cuenta el hecho real: hemos visto alguna nota donde se menciona la existencia de cambios en ciertas salas de la Casa Rosada con nuevos nombres producidos por el gobierno de Cristina, que volvió a instalarse en diciembre ahora presidido por Alberto Fernández. Uno de ellos es el de las Mujeres, donde la ex presidenta, ahora vice, hablaba permanentemente por Cadena Nacional. Uno que “vive” aquí desde hace añares les entera de que al lado del despacho presidencial y a un costado del Salón Blanco hay dos salones: uno denominado Sur y el otro, Norte. Como uno lo vivió y lo vive, el más cercano a la oficina presidencial se llama Salón de los Acuerdos. Allí hay una gran mesa con micrófonos en el borde como para que debatan más de cincuenta personas. Precisamente allí, junto con periodistas como Osvaldo Piñero, el Negro Pacheco, David Boustoabad, Justo Piernes, Jorge Conti y muchos más, hemos visto hablar a todos los políticos invitados por Juan Domingo Perón, en su tercera presidencia, para exponer sobre diferentes temas. Y con nostalgia recordamos a Oscar Alende, el “Bisonte” del radicalismo y del Partido Intransigente y gran gobernador de Buenos Aires, que una vez -entre tantas reuniones- se acercó a Perón y le dijo, mientras tenía en sus manos el micrófono: “General, el pueblo muestra su alegría por su líder”, a lo que el viejo caudillo le contestó: “Por supuesto que es así. Pero a veces dura poco tiempo”. Se refería a que los jóvenes tienen su rebeldía y captan momentos de la vida, en diferentes temas, pero luego cambian y se proyectan al futuro a través de sus particulares visiones. Ese Salón de los Acuerdos aún perdura y se puede ver si uno se acerca al sector. Hay más asuntos: se advirtió en las últimas horas la tristeza y, al mismo tiempo, la ira del jefe de Estado. Su rostro mostró esas huellas al referirse al episodio del asesinato del joven Fernando Báez Sosa en Villa Gesell. Algunos dicen que llamó a Sergio Berni y le preguntó respecto de las diferentes alternativas del horroroso crimen. Sobre este mismo tema: algunos funcionarios de la Casa Rosada se preguntan dónde estaba el intendente de Villa Gesell, Gustavo Barrera, que no apareció en ningún momento. En fin. En el siguiente bloque hay anticipos de esta sección.

Apoyo a las pymes

Renació en las últimas horas un propósito del Presidente: viajar al interior del país con todo el gabinete, para reunirse en cada provincia con todos los sectores y establecer premisas para el presente y, lógicamente, para lo que vendrá. “Hay que hablar con todas las líneas políticas existentes”, dijo alguien muy allegado al mandatario. Mercedes Marcó del Pont, titular de la AFIP, está analizando hora a hora el apoyo que el gobierno les dará a las pequeñas y medianas (pymes), de acuerdo con lo establecido por decreto y a través de leyes enviadas al Congreso por el Poder Ejecutivo. Según menciona la información recogida por este escriba, la ex presidenta del Banco Central y estudiosa funcionaria está haciendo los cálculos respectivos para que la industria mediana y pequeña tenga el refuerzo necesario “del Estado para reconstruir el país”. Una declaración consistente de la dama. Hay que cumplirla. El domingo, otra vez en estas páginas, con Intimidades y los sábados, a través de Crónica HD, pero en la próxima presentación televisiva a partir de las 20 horas. Buena semana para todos.

Ver más productos

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Descubrí estas tendencias imperdibles

Descubrí estas tendencias imperdibles

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

Ver más productos