Los estereotipos

“Un día se sorprendieron porque me estaba pintando. ¿Quién me va a pintar sino? También me preguntaron si tenía las uñas esculpidas. ¡Me las pinto yo! Hay un estereotipo creado. Yo no tengo ninguna cirugía estética, me la voy a hacer el día que se me caiga todo”.

“En un diario de Italia habían publicado una vez que había gastado 150.000 euros en joyas. Hice un juicio, se lo gané y doné la plata. También dicen que tengo zapatos de Louis Vuitton, que no tendría nada de malo, pero toda la vida me los compré en una conocida casa sobre la avenida Santa Fe”.

Series y música

“Me encantan las series. Soy fanática de ‘Game of Thrones’, para mí la séptima temporada fue la mejor. Miro mucho Netflix y películas que engancho en la tele”.

“Ahora no escucho tanta música. Lo hacía más cuando estaba con Néstor. Me gusta el rock nacional, la música clásica, las bandas de las películas”.

Una vida normal

“Yo no tengo aviones privados, cuando voy y vengo de Santa Cruz lo hago en uno de línea. Cuando voy al aeropuerto, hacen un operativo por cuestiones de seguridad, pero si fuera por mí, entraría como todos. Hago una vida normal”.

“En la calle me siento cómoda, no tengo temores de que alguien me diga algo. Yo camino normalmente”.

La delgadez y el amor

“No estoy flaca como quisiera estar. Hace un año estaba divina, me quedaba todo fantástico. Pesaba 58 kilos y ahora estoy en 63. Hay ropa que no me entra y la quiero volver a usar. Una mujer jamás está demasiado flaca”.

“No estoy enamorada. Nadie anda con un cartel preparado para el amor. Incluso no sé si alguien se animaría a invitarme a salir. Pero aclaro que las mujeres no nos ponemos lindas para los hombres”.

Chistosa e imitadora

“Soy divertida, no sólo entiendo los chistes, sino que también los hago. Me río mucho y me gusta imitar, tanto a hombres como a mujeres. Me considero buena en eso”.

“Me gusta compartir los buenos momentos con la gente con la que uno tiene cosas en común. No comería con nadie que me hiciera caer mal la comida”.

La cocina, en el pasado

“Cociné mucho cuando me casé con Néstor. Ahora ya no lo hago, pero es lo único que me gusta hacer de la casa. Me salía muy bien el pollo a la cerveza, lomo al champignon con papas a la crema, todo tipo de salsas”-

“Me gusta mucho comer puré de calabaza y sopa de verduras. También milanesas, hamburguesas caseras, ensalada, pastel de papa...”.

El tema del aborto

“Yo no estoy en contra del debate ni tampoco del aborto. Néstor estaba de acuerdo con el aborto. Mis hijos también. Sé que es un tema de salud. Yo no soy anti nada. Hay gente que ni siquiera admite discusiones”.

“Las biografías mías o de Néstor no las leo. Porque si son ciertas, ya las sé. Y si son mentiras, no me interesan. Leer acerca de la vida de uno no tiene sentido”.

La condición de mujer

“Si sos mujer, tenés que demostrar el doble de esfuerzo de todo. Y más si das peleas en contra del poder concentrado en favor de las grandes mayorías, si llevás adelante políticas de inclusión, cuando tocás intereses, cuando no los dejás hacer lo que ellos quieren. No solamente es ser mujer, sino también es importante en qué proyecto político estás”.

“Cuando pasó lo de Néstor, sentí que me iban a despedazar. Antes él me cuidaba, entonces a partir de ese momento me tenía que hacer fuerte, sino me pasaban por encima. Esto llevó a crear un estereotipo”.

Cariño por Crónica

“Me divertí mucho, lo cual no es poca cosa. Sos muy divertido, Chiche. Los demás periodistas son mala onda, con cara de orto. Me sentí muy cómoda”.

“A Crónica le tengo mucho cariño, porque acá hizo su campaña presidencial Néstor. Venir acá es como casi un homenaje a él”.

El duelo por Néstor

“Me siento como que Néstor siempre está. Mi casa de Calafate está exactamente igual a cuando estaba él. Su escritorio y la habitación también. Sus libros siguen en su mesa de luz. Yo me siento bien así, con mis recuerdos y mi familia”.

“Estuve mucho tiempo de negro, pero cuando me operaron de la cabeza y salí del hospital, mi hijo me dijo: ‘Quiero que te saques el negro, porque no quiero que mi hijo vea a su abuela así’. Ahí hice el click”.