A pocos días de las elecciones legislativas, Cristina Kirchner, en un mano a mano con Crónica, consideró que en el Gobierno nacional afirman que "son todos mafiosos menos ellos" y sobre la gestión de Mauricio Macri dijo que busca “disciplinar . todos: a empresarios, a sindicalistas, a jueces. Son todos mafiosos menos ellos”.

Además, dijo que si durante su gestión presidencial "hubo hechos de corrupción que respondan los funcionarios que lo hicieron", aunque tomó distancia de esas causas, al asegurar que "eso no puede llevar a decirnos que un gobierno es una asociación ilícita o que todo un gobierno es corrupto".

Gelblung le preguntó a la ex presidenta por las situación económica del país, por su decisión de volver a ser candidata, pero también se animó a preguntarle por sus nietos, por la cantidad de ropa que tiene y hasta por la posibilidad de que se vuelva a enamorar.

"Fue una decisión colectiva", dijo Fernández de Kirchner al ser consultada sobre su candidatura a senadora, y aclaró que "era la dirigente del peronismo que mejor medía en la provincia de Buenos Aires".

En ese marco, evaluó que "muchas de las cosas que están pasando no tienen una voz que los represente", y agregó. "Y no porque no haya dirigentes, sino porque la política siempre se encarna en personas y hay personas que podemos hacer más visibles a los invisibles".

Luego de lamentar los "despidos por goteo" ocurridos en la fábrica de Adidas de Esteban Echeverría, y otros 140 despedidos de "una firma internacional que esta en La Tablada", la ex presidenta sostuvo que "en el parlamento hay que debatir las cosas, discutir y hacer ver que se pueden hacer de otra manera sin que la gente sufra".
 
Al ser consultada sobre el dinero encontrado en la caja de seguridad que pertenece a su hija Florencia Kirchner, la primera candidata de Unidad Ciudadana respondió que "era lo que estaba declarado, era parte de la sucesión; todo lo que se esta investigando forma parte de mi declaración jurada, no es que me encontraron una cuenta en Panamá o en Bahamas, es lo declarado de años, juntas todas las declaraciones van concatenadas". 

En ese sentido, la ex presidenta se refirió al desempeño del Poder judicial en las causas que mantiene abiertas y dijo "nunca se vio una persecución de esta manera", y agregó: "Porque no es la sucesión, ni el plazo fijo, es (la persecución) porque nunca fui un dispositivo del poder, esta gente quiere diciplinar a todos, ellos hablan de que todos son mafiosos, menos ellos, pero ¿quien blanqueó plata negra? El amigo del alma del presidente", enfatizó. 

La ex presidenta confesó que no cree que se vuelva a enamorar: "Yo me siento bien así como estoy, con mis hijos y nietos", y agregó: "Me siento como que él siempre está; mi casa de Calafate está exactamente igual, su escritorio, su mesa de luz con los libros que él dejo", agregó en referencia al fallecido ex presidente Néstor Kirchner. 

"Cuando yo lo conocí a él, me rompió la cabeza", sintetizó la entrevistada, y se definió como una persona que en el plano afectivo siempre la "manejaron las neuronas, no las hormonas".
 
La ex presidenta se consideró una madre y una abuela "presente", y reconoció haber "mejorado" su intolerancia que la lleva a enojarse. "Hay veces que hay que contar hasta 100 y yo llegaba a 15", aclaró.

También confesó que esta "entre tres y cuatro kilos arriba" de su peso ideal, y que regaló "mucha ropa" que tenía, porque "ser presidenta te lleva a tener trajecitos y otras cosas para cumplir con protocolos y obligaciones".