La vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner calificó este miércoles de “barbarie antiperonista” al bombardeo de la Plaza de Mayo en 1955, con el objetivo de derrocar al Gobierno nacional asesinando al entonces presidente Juan Domingo Perón, que sobrevivió, pero fueron asesinadas 308 personas y heridas más de 800.

En esta jornada, al cumplirse 66 años del ataque de la Aviación Naval y parte de la Fuerza Aérea sobre la Casa Rosada y Plaza de Mayo, la ex presidenta se sumó a los mensajes que recuerdan ese hecho en las redes sociales y publicó en su cuenta de Twitter un material audiovisual documental, acompañado de la leyenda: “Histórico testimonio gráfico de la barbarie antiperonista”.

De esta manera, en su publicación, un video de casi 2 minutos, es un nuevo material realizado con inteligencia artificial que recupera imágenes filmadas en 1955 y fotografías de ese día y compagina un documento histórico a color del ataque militar sobre la población civil y los edificios nacionales, ya que los objetivos eran la Casa de Gobierno, la CGT y la residencia presidencial.



Allí, se recuerda que el ataque fue al mediodía y estuvo impulsado por sectores antiperonistas que “llevaron a cabo un violento golpe de Estado”.

“34 aviones ametrallaron y arrojaron 13 toneladas de bombas sobre la Plaza de Mayo. La primera bomba cayó sobre un trolebús lleno de niños que visitaban la capital”, se afirma en el video, que además sostiene que “el fanatismo político y religioso traen consigo derramamiento de sangre”.

Por último, el video termina con la imagen de un cuadro de Perón y Eva Perón quemándose y la leyenda: “El objetivo era eliminar al presidente Juan Domingo Perón”.