La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner realizó este martes una defensa en el marco de la Causa Vialidad y luego del alegato del fiscal Diego Luciani, quien pidió 12 años de prisión en su contra.

Durante su discurso, la ex mandataria de la Nación cometió una confusión que involucró al futbolista de Racing Tomás Chancalay, a quien nombró al querer en realidad referirse a un puntero macrista.

 

 

 

"Hay otro mensaje inentendible que debe tener que ver con el fútbol porque hablan de un tal Chancalay, que estuve averiguando y parece ser un jugador de Racing", sostuvo Fernández de Kirchner al citar un mensaje que el ex secretario de Obras Públicas, José López, le envió a José Luis Bezi, otro funcionario, la mañana del 27 de febrero de 2014.

Finalmente, la presidenta del Senado aclaró horas más tarde la situación a través de Twitter, en donde señaló: "Durante mi intervención identifiqué erróneamente al Chancalay que figuraba en los mensajes del teléfono de José López con un jugador de Racing. No. El Chancalay del teléfono de López es un puntero histórico del macrismo de CABA".

 

 

 

La situación generó una catarata de memes con el futbolista de la "Academia", quien fue tendencia durante el día en Twitter, donde los usuarios hicieron chistes con la presunta situación compleja que podía llegar a atravesar el delantero con pasado en Colón de Santa Fe.

El futbolista ya había quedado en el centro de la tormenta el pasado lunes, luego de ser expulsado en la derrota de Racing frente a San Lorenzo de Almagro en el Cilindro, partido que el equipo de Avellaneda perdió por 2 a 1.

Ver comentarios