La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner'> Cristina Fernández de Kirchner sostuvo este martes por la noche que los años de mandato del kirchnerismo, de 2003 a 2015, no fueron "magia" sino "una Argentina de la solidaridad, donde nos importaba lo que le pasaba al del al lado, aunque nosotros estuviéramos bien".

Cristina estuvo arriba del escenario junto al presidente Alberto Fernández frente a una multitud en Plaza de Mayo en el cierre del Festival Popular que se organizó en el día de la asunción del nuevo mandatario. 

Cristina abogó porque los dirigentes políticos "entiendan" con "generosidad y humildad" que "no todo empieza y termina en uno", sino "al contrario, uno es más grande cuando es parte de un todo", en referencia al armado peronista del Frente de Todos.

Además, advirtió que los cuatro años de gobierno de Mauricio Macri "fueron muy duros para tantos" por el "trabajo, la pobreza y el hambre", pero recordó que también resultaron difíciles para quienes "fueron objeto de persecución" y "se nos buscó que literalmente desapareciéramos como seres humanos, casi, a través de la humillación y la persecución".

La ex senadora afirmó que Alberto "tiene por delante una tarea muy dura" porque la gestión de Mauricio Macri "le ha dejado un país devastado, tierra arrasada", aunque apostó por el jefe de Estado porque "tiene la fuerza y la convicción para cambiar esta realidad tan fea que están viviendo los argentinos".

"Presidente, quiero decirle que usted ha iniciado su gobierno con muy buenos augurios. Decidió sacar las rejas de esta plaza a la que se había enrejado como un símbolo de división entre el pueblo y el gobierno", comentó.

"La lealtad no es seguidismo. Los pueblos no son zonzos ni tontos. El amor siempre nos ha movido en esta plaza. Amor al pueblo, a la patria, a los que sufren y a los jóvenes", aclaró.

"Presidente no se preocupe por la tapa de los diarios. Preocupese por llegar al corazón de los argentinos", manifestó.

Ver más productos

Santa Roselina, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a Santa Roselina

El presidente Alberto Fernández se quedó "frío" con la decisión del funcionario.

La primera renuncia en el gobierno de Alberto Fernández

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Ver más productos