A menos de un mes de las Primarias Abiertas Simultaneas Obligatorias ( PASO), las diferencias entre los candidatos del oficialismo y de la oposición empiezan a profundizarse cada vez más. En el marco de la presentación de su libro "Sinceramente", esta vez en tierras santacruceñas, Cristina Fernández de Kirchner destacó la agresividad del gobierno en las últimas semanas y lo denunció por hacer "campaña sucia".

"Me preocupa mucho la campaña sucia y la agresividad por parte del gobierno, me tiene preocupada porque eso pasa cuando mentiste mucho y tenes que ocultar lo que mentiste", sostuvo la senadora nacional, que busca llegar a la vicepresidencia acompañando en su fórmula a Alberto Fernández.

Promesas versus mentiras

"Por otro lado está lo violento. Cuando dicen ´los jóvenes de esa agrupación son narcotraficantes" o que "los otros son marxistas y comunistas´, genera prejuicio y eso produce violencia sobre las personas a las que se prejuzga". De esta manera, Fernández de Kirchner rechazó las acusaciones que realizaron en las últimas semanas el precandidato a vicepresidente por Juntos por el Cambio, Miguel Ángel Pichetto, y la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal. Al respecto, la ex mandataria consideró que se trata de "objetos planificados" y agregó: "Enfrentamos una nueva campaña en la que ya no pueden hacer promesas. Algunos dicen que no cumplieron las promesas y ahí yo hago una diferencia entre promesas y mentiras".

"Hay una diferencia entre lo que se dijo y lo que pasó. Si lo pensás racionalmente, ¿qué otra cosa que campaña sucia y violenta pueden hacer? ¿Qué pueden mostrar, qué pueden decir? Si se trata de campaña sucia y violencia, creo que estoy en el podio por haber sido la más atacada. A mí me preocupa más la situación del otro, la mía ya no me importa. Lo mío es anecdótico cuando 8 o 10 personas mueren de frío en Buenos Aires. Eso hay que cambiarlo", subrayó, ante el aplauso de la masiva concurrencia.

Capitalismo y consumo

A la vez, la líder de Unidad Ciudadana envió un mensaje al postulante a vicepresidente por Juntos por el Cambio, Pichetto, quien pregona la necesidad de que en el país haya "un capitalismo moderno, inteligente, que defienda la industria nacional, que exporte y que abra los mercados".

"¿Estos se dicen capitalistas cuando nadie puede consumir nada? Conmigo había capitalismo en la Argentina, no me jodan más con eso del capitalismo", lanzó la ex jefa de Estado.

Esta fue la cuarta presentación del libro de CFK y para algunos allegados a la senadora, tal vez haya sido las más emotiva, ya que se llevó a cabo en Río Gallegos, provincia de Santa Cruz, lugar de nacimiento de su esposo, el fallecido ex presidente Néstor Kirchner.