El juez federal Claudio Bonadio citó a declaración indagatoria a la ex presidenta Cristina Kirchner y al ex canciller Héctor Timerman, en la causa que investiga la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman por supuesto encubrimiento del atentado a la AMIA, a raíz de la firma del fallido Memorandum de Entendimiento entre Argentina e Irán.

La convocatoria para la ex mandataria, primera candidata a senadora nacional por Unidad Ciudadana por la provincia de Buenos Aires, fue fijada para el 26 de octubre a las 10, cuatro días después de las elecciones legislativas. Además, Bonadio citó a indagatoria a otros 14 acusados en el marco del expediente que investiga, con algunos elementos de prueba incorporados posteriormente: la denuncia realizada por Nisman pocos días antes de ser encontrado muerto, de un balazo en su cabeza el 18 de enero del 2015 en el baño del departamento en que vivía en un departamento del barrio porteño de Puerto Madero. 

Timerman deberá concurrir a indagatoria el 17 de octubre, como así también el ex secretario Legal y Técnico Carlos Zannini, citado para las 11 del 23 de octubre. En tanto, el 24 de octubre a las 9 de la mañana, deberá concurrir al despacho de Bonadio para prestar declaración indagatoria Oscar Parrilli, ex titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y ex secretario general de la Presidencia. Todos ellos fueron convocados por el magistrado al entender que hay "estado de sospecha suficiente".

Por el presunto encubrimiento de los iraníes acusados del atentado contra la AMIA serán indagados Jorge Alejandro Khalil, supuesto lobbista en la firma del Memorándum de Entendimiento con Irán, el supuesto espía Ramón Héctor Bogado, el ex líder de Quebracho Fernando Esteche y el ex funcionario y referente piquetero Luis D Elia.

Otros citados a indagatoria son el ex segundo en la AFI Juan Martín Mena, la ex Procuradora del Tesoro Angelina Abbona, el diputado Andrés Larroque, el ex secretario de Relaciones Exteriores Eduardo Zuain, el ex secretario privado de Timerman Luciano Tanto Clement, el ex secretario de Culto José Mercado y el ex vicecanciller Alberto D’Alotto. A todos los acusados, el magistrado les prohibió a todos salir del país y envió oficios a las fuerzas de seguridad y a la Dirección de Migraciones para notificar su decisión.

El 7 de septiembre, el fiscal federal Gerardo Pollicita había pedido las indagatorias en la causa que comenzó a investigarse por orden de la Cámara Federal de Casación, que reabrió la denuncia hecha por Nisman. El fiscal fallecido denunció que la firma del Memorándum tuvo por objetivo lograr que Interpol levantase las alertas rojas de captura internacional que pesan sobre cinco diplomáticos y ex funcionarios iraníes por el ataque que causó 85 muertos el 18 de julio de 1994 en la sede de la mutual judía argentina. Además afirmó que para ello hubo negociaciones por vías secretas y por fuera de canales diplomáticos, basadas, según él, en directivas emanadas desde la Presidencia de la Nación a cargo de Cristina Fernández de Kirchner.

Si bien las indagatorias habían sido pedidas por el fiscal Pollicita, la causa está ahora a cargo de Bonadio y otro fiscal, Eduardo Taiano. Es que el magistrado unificó la investigación por la denuncia de Nisman con otra que llevaba en su juzgado por traición a la Patria a raíz de la denuncia de dos abogados dejando a Taiano como único fiscal.