Cristina aseguró que "se divirtió" durante la entrevista. (Crónica - Adrian Sacchero)

La primera candidata a senadora de Unión Ciudadana en la provincia de Buenos Aires, Cristina Fernández, admitió este jueves que es una persona "arrebatada" y que tiene un "carácter encendido".

Además, la ex jefa de Estado manifestó que no tiene hecha ninguna cirugía estética, que no usa uñas esculpidas y que se maquilla ella sola. En cuando a su físico, manifestó que "las mujeres nunca estamos demasiado flacas".

También mencionó sus comidas favoritas: "Me gusta mucho el puré de calabaza. Lo como con milanesa, con hamburguesas caseras. Como ensalada, sopa de verdura". 

Durante el reportaje en el canal Crónica TV, negó que maltrate a la gente, pero declaró: "Soy arrebatada, soy muy mal hablada, tengo un carácter encendido".

Además, reveló que nunca se hizo cirugías estéticas y que cuando murió su esposo, Néstor Kirchner, lloró en privado porque es "a él no le hubiese gustado". Agregó que se peleaba mucho con él por política y relató que se sacó el luto negro porque se lo pidió su hijo.