El juez federal Julián Ercolini envió el viernes a juicio oral a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner en la causa en la que está procesada por direccionar de manera ilícita obra pública nacional a favor del empresario Lázaro Báez en Santa Cruz.

"Cristina Elisabet Fernández, en su carácter de presidente de la Nación, entre el 10 de diciembre de 2007 y el 9 de diciembre de 2015, habría perjudicado los intereses confiados al violar su deber de administrar y cuidar fielmente los bienes del Estado nacional que estaban bajo la órbita de su responsabilidad, en función de su calidad de jefa de gobierno y responsable política de la administración general del país", sostuvo Ercolini en la resolución. 

La actual senadora nacional será juzgada en esta investigación junto a los detenidos ex ministro de Planificación Julio De Vido, el ex secretario de Obra Pública José López y el primo del fallecido ex presidente Néstor Kirchner, Carlos Kirchner, y Báez, según la resolución del juez.

La causa que investigó la firma de 52 contratos por un valor actualizado de 46 mil millones de pesos fue enviada a sorteo de tribunal oral, algo que está a cargo de la Cámara Federal de Casación.

Ercolini remarcó que la ex presidenta cometió delito "al violar su deber de administrar y cuidar fielmente los bienes del Estado Nacional que en función de las atribuciones otorgadas por la Constitución Nacional, leyes y decretos, respectivamente, se encontraban bajo la órbita de su responsabilidad".

Las conductas de la actual senadora tuvieron como fin -según sostuvo el juez- "procurar un lucro indebido propio o de terceros, como por ejemplo, del empresario Lázaro Antonio Báez".

La ex Presidenta ya fue enviada a juicio oral por la venta de dólar futuro al final de su gobierno, y además está procesada con prisión preventiva en la causa por supuesto encubrimiento del atentado a la AMIA a raíz de la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman y también en la causa "Los Sauces".