Por Roberto Di Sandro
rdisandro@cronica.com.ar

El gobierno desmintió que persiga a la ex presidenta en su nueva función como senadora, "para que no hable en el Parlamento", y rechazó al mismo tiempo el concepto de Cristina Fernández de Kirchner, quien dijo que "me han puesto la espada de Damocles sobre el cuello para cercenar mi palabra en el Senado". Esta desmentida surgió minutos después de que la ex jefa de Estado formulara declaraciones a la prensa. Sorpresivamente llegó a la Sala de Periodistas Marcos Peña, jefe de gabinete, acompañado del secretario de Medios, Jorge Grecco, para responderle a la ahora senadora de la Nación. Fue el cierre de una jornada llena de versiones en torno a la situación judicial de Cristina Fernández de Kirchner, de quien el juez Claudio Bonadio solicitó su desafuero al Senado para concretar un pedido de detención.
 

De Olivos a Gobierno

Después de la inauguración de un gran parque en los alrededores de la residencia presidencial, Mauricio Macri, enterado de la decisión del juez, se trasladó hasta la Casa Rosada, donde tuvo un contacto directo con el canciller para analizar temas de relaciones internacionales. Dejó de lado este menester para entrar de lleno -no se difundió nada oficial sobre el particular- a la "mesa chica" del gobierno que integran Peña, Quintana y Lopetegui, con "la presencia de algunos otros". Se inició de inmediato el análisis sobre lo anunciado por Bonadio.

Hubo opiniones diferentes, porque en algún momento se mostró "gran extrañeza" -así se calificó- por la determinación adoptada. Llegó hasta la misma mesa de trabajo la detención de DElía, Zannini, Khalil, y la rapidez con que se movilizaron las arcas judiciales. Sin pérdida de tiempo, según lo que supo "Crónica", de Olivos a gobierno transitaron todo tipo de versiones. Ejemplo: "Un episodio para distraer la atención pública: el gobierno quiere desviar la situación ante la indignación de los jubilados, que trinan por la reforma previsional". Se sumó a esto otra bronca que azota a la población: aumentos impensados de la canasta familiar.

Desde la Armada, por otra parte, no surgieron nuevos indicios en torno a la desaparición del submarino ARA "San Juan", que ha generado la tristeza y el mal humor constante de las familias por la forma en que el propio Presidente y las autoridades navales trataron el tema hasta el momento. En la Casa Rosada continúa señalándose al respecto que "hasta tanto no haya alguna huella que abra un camino de esperanza el Presidente de la Nación no se definirá en cuanto al cierre del operativo de búsqueda y rescate".

No bien terminó el acto del Museo para premiar a científicos, los periodistas trataron de hablar con el Presidente. Imposible. Se fue por otros conductos que tiene el vasto salón. La repercusión de lo que en ese momento estaba diciendo la ex mandataria en la conferencia de prensa le fue informado a Macri por el jefe de gabinete. Se comentó mucho el concepto, que también recorrió medios nacionales y extranjeros, el dicho por CFK en el sentido de que "todo esto está manejado por el gobierno, teniendo como director de orquesta a Macri y, por supuesto, con la participación de Bonadio".

Cuando llegó a su despacho, el Presidente pudo ver casi la parte final del contacto de la ex con los periodistas. Fue allí donde se decidió concurrir a la Sala de Periodistas. Fue muy elogiada esta nueva actitud de acercarse al lugar de trabajo de la prensa acreditada teniendo en cuenta que allí está el escenario lógico de los contactos con la opinión pública.
 

¿Mensaje? Negativo

Peña aceptó todas las preguntas y luego se fue a pesar del asedio de algunos cronistas radiales que lo "persiguieron" por el pasillo. De allí fue a su despacho y, una vez más, la reunión con el Presidente y "la mesa chica". Aun cuando la "boca cerrada" para dar a conocer otros temas continuó, Bernardo Félix Goncalves Borrega, habitual colaborador de este escriba, nos adelantó: "No hay mensaje presidencial de sus dos años de gobierno".

El domingo, quid de la cuestión, se insistió en señalar que Mauricio Macri daría a conocer un amplio mensaje sobre su gestión "para aclarar una serie de temas". No lo hará. Así lo reveló la fuente oficial que suministra los partes del gobierno. No obstante, pasado mañana el jefe de Estado hablará en la reunión de la Organización Mundial de Comercio (OMC) que se realiza en Buenos Aires, lo que abre expectativas en torno a algunos conceptos que podrían estar vinculados con la situación actual.