Héctor Daer, uno de los integrantes del triunvirato que conduce la CGT, afirmó que el Gobierno “no se va a suicidar” con “modificaciones integrales de convenios” colectivos de trabajo porque, según consideró, “el efecto que genera una reforma laboral toca a todos”.

"El Gobierno no se va a suicidar, porque el efecto que genera una reforma laboral toca a todos, desde el gerente para abajo”, sostuvo Daer en declaraciones a radio La Red, y agregó: “Enfrentarse con toda una masa social, que es la más dinámica e importante, no es la aspiración del Gobierno”.

El martes, la CGT dialogó durante más de dos horas con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca y el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, en una reunión en la que los dirigentes sindicales advirtieron a los funcionarios que cualquier reforma que se plantee a futuro deberá ser consensuada y en la que ratificaron que la central obrera continuará defendiendo los convenios colectivos de trabajo.

Según el dirigente del gremio de sanidad, “no va a haber modificaciones integrales de los convenios colectivos de trabajo, eso hay que descartarlo”, y dijo que en lo que sí se avanzará es “en discutir, en el marco del convenio colectivo, cuestiones de formación profesional”.

El triunviro de la central obrera remarcó que el Gobierno no “se va a subir a un exitismo e intentar llevarse todo por delante” porque, tras su triunfo electoral del domingo, “tendrá la perspectiva de seguir gobernando más allá de este mandato”.

"El convenio colectivo lo firman la representación sindical con la empresarial. Esto no tiene nada que ver con las políticas que puedan pensar algunos sectores del Gobierno, o algunos sectores de presión que estén por detrás del Gobierno”, aclaró Daer, para quien -no obstante- “hay sectores que quieren destruir todos los derechos de los trabajadores, no tengan dudas”.