Por Francisco Martirena Auber 
@martirena74 

Con el objetivo de aliviar el costo financiero de las pymes, el gobierno publicará esta semana un decreto por el cual otorgará un plazo de hasta 90 días para que paguen las nuevas retenciones, medida que regirá tanto para las economías regionales como para el resto de los firmas del agro y la industria. Fuentes calificadas del Ejecutivo confirmaron a Crónica que “luego de la presentación de una de las cámaras autopartistas, se hizo una rápida evaluación y se resolvió el otorgamiento general para todas las pymes del período de noventa días para la cancelación de las retenciones, tomando el día uno en el despacho aduanero”.

El ministro de Producción, Dante Sica, se comunicó el pasado viernes con la entidad para ratificarle la aceptación del planteo y adelantó que todas las pequeñas y medianas empresas de la Argentina gozarán del beneficio, ya que las mismas en general cobran sus exportaciones en un plazo que puede ir desde los 15 días a los 60 días.

El nuevo esquema de retenciones quedó dividido en un valor fijo de 4 pesos por dólar de exportación para las pymes que comercializan productos primarios, y de 3 pesos por dólar para las empresas que exportan bienes industrializados. Uno de los argumentos que convenció a Sica es que tal como estaba dado el esquema, había un mayor ahogo financiero para las pymes que debían pagar primero el derecho exportador y esperar por el cobro de las operaciones.

Entre los sectores que se verán beneficiados, además de las pymes industriales, se encuentran los exportadores de carne, pollo, arroz, limones, manzanas, peras, frutas finas, vinos, y yerba, entre otros