De Vido afrontará el juicio oral desde el miércoles (R. Paredes / Crónica).

El ex ministro kirchnerista de Planificación e Infraestructura y diputado nacional, Julio De Vido, designó este lunes a Maximiliano Rusconi y Gabriel Palmeiro como nuevos abogados defensores en el juicio por la tragedia ferroviaria de Once, que causó 51 muertos en 2012.

Así lo revelaron fuentes judiciales y precisaron que ambos letrados se constituyeron esta lunes ante el Tribunal Oral Federal 4, que tiene previsto iniciar el próximo miércoles las audiencias orales y públicas con De Vido en el banquillo de los acusados.

“Acabamos de constituirnos como defensores y le pedimos al tribunal que nos dé unos pocos días para poder al menos sacar fotocopias del expediente y leerlo, pero tiene una postura bastante tomada y no sabemos si va a (acceder a) postergarlo”, sostuvo Rusconi en declaraciones.

El letrado también confió que van a “hacer un planteo por escrito al tribunal (pidiendo la postergación) porque para el mismo día miércoles tenemos previsto dos audiencias indagatorias en otros juzgados”.

Rusconi, ex fiscal de Política Criminal y Servicios Comunitarios, fue el abogado defensor del ex presidente Carlos Menem en el primer juicio por el contrabando de armas a Croacia y Ecuador y consiguió la absolución de su cliente, aunque más tarde resultó condenado a siete años de prisión.

También defiende al empresario kirchnerista Lázaro Báez en varias causas penales, aunque hace dos meses renunció al expediente principal que lo mantiene detenido en el penal de Ezeiza, y al técnico informático Diego Lagomarsino, en la causa por la muerte del fiscal antiterrorista Alberto Nisman.

De Vido se quedó sin abogados el jueves último a causa de que sus defensores históricos, Adrián Maloneay, Julio Virgolini y Mariano Silvestroni, presentaron sus renuncias en el juicio de Once y el resto de las causas penales en las que el ex ministro se encuentra procesado e imputado en los tribunales federales de Comodoro Py.

De todos modos, el Tribunal Oral Federal 4, a cargo del juicio por la tragedia ferroviaria, anunció que no suspenderá el inicio del debate oral previsto el miércoles y emplazó a De Vido a nombrar un nuevo defensor en las próximas 72 horas.

La renuncia se hizo extensiva a otras causas clave en las cuales el ex ministro está procesado o imputado: asociación ilícita por obra pública, Skanska, subsidio a transportes, la compra de gas licuado y sobreprecios en Río Turbio, por la cuales en julio el fiscal Carlos Stornelli pidió su desafuero y detención.

Fuente: DyN