Por Damián Juárez
djuarez@cronica.com.ar

Los tiempos electorales se aceleran. Y comienzan a aparecer las propuestas para enfrentar a Cambiemos en la lucha por la gobernación de la provincia de Buenos Aires en 2019.

La intendenta de La Matanza, Verónica Magario, y el diputado nacional Fernando Espinoza encabezaron un acto en Mar del Plata, donde lanzaron una alternativa dentro del peronismo para ser opción el próximo año frente a la casi segura apuesta de María Eugenia Vidal de buscar su reelección.

Ambos referentes, acompañados por la diputada nacional Fernanda Raverta y el titular del PJ bonaerense, Gustavo Menéndez, conversaron con vecinos de la ciudad feliz y animaron un acto donde explicaron su propuesta y donde no faltaron los cuestionamientos al gobierno de Cambiemos.

"Estamos acá para hablar de la Argentina que queremos y soñamos, para construir un nuevo espacio para gobernar la provincia de Buenos Aires desde diciembre de 2019. Y esta construcción la queremos hacer no sólo con el peronismo sino con todos los sectores de la sociedad que quieran un cambio a Mauricio Macri", aseguró Espinoza a la hora de los discursos.
 

"Sin excluidos"

Por su parte, Magario sostuvo que "hemos venido a empezar a poner en marcha un nuevo espacio para gobernar la provincia de Buenos Aires. Queremos que la provincia se gobierne con todos los sectores, que no haya excluidos". El encuentro se desarrolló en el hotel 13 de julio de la ciudad costera y Espinoza aprovechó la oportunidad para apuntar contra la gestión de Mauricio Macri. "El Presidente va a pasar a la historia como el más endeudador de todos. Esta sí va a ser una pesada herencia a partir de diciembre 2019: 150.000 millones de dólares de nueva deuda. Cuando asumió Macri se debía un 37% del PBI, hoy un 160%. Nos hipotecó a los 40 millones de argentinos", indicó.

Con respecto al presupuesto provincial presentado por María Eugenia Vidal, la intendenta Magario opinó que "es exactamente a la medida del Presupuesto Nacional, se achica en educación, se encarecen las tarifas, que dependen directamente de la gobernadora, se achica en salud, agranda en deuda y gran parte del dinero va a servir para pagar intereses de deuda adquiridos estos últimos dos años. Nuevamente hay ajuste para el pueblo bonaerense que ya no sabe de dónde achicar gastos".

La dupla de La Matanza compuesta por Magario y Espinoza no definió aún a qué aspirará cada uno en la boleta electoral. Ambos pueden ir tanto por la intendencia de ese partido bonaerense -el más poblado del país- o por la gobernación. Esta cuestión seguramente la terminarán de definir las encuestas, como suele ocurrir, pero no deberá pasar más allá de marzo. Ambos comulgan con el sector del peronismo más cercano a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Hasta el momento no hay grandes definiciones sobre otros candidatos a la gobernación bonaerense por el peronismo. Quien siempre suena es el lomense Martín Insaurralde, con el respaldo de un grupo de intendentes del conurbano. A este grupo se podría sumar algún referente del peronismo no K, aunque el armado en provincia de Buenos Aires es justamente la pata más floja del grupo que integran Juan Manuel Urtubey, Sergio Massa, Miguel Pichetto y Juan Schiaretti.