Por Luciano Bugner
@lucianobugner

La educación en Argentina -desde los salarios hasta la infraestructura en los establecimientos- está atravesando, en línea con el Poder Ejecutivo, por una tormenta. Es por eso que la Confederación de Trabajadores de la Educación convocó a una “jornada nacional de protesta” para este lunes y el martes, haciendo hincapié en Chaco, Corrientes, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Capital Federal, y Buenos Aires, provincias donde el conflicto parece estar lejos de resolverse. En territorio bonaerense, en tanto, la vuelta a clases se dará de manera parcial.

Donde está la escuela está la Patria. La escuela lucha, resiste y sueña”, fue el cierre del comunicado de Ctera, que resolvió declarar dos días de protesta (mañana y el martes 31) con distintas modalidades. En Chaco, Tierra del Fuego, Buenos Aires, Santa Cruz, y Capital Federal, habrá movilizaciones, paros y clases públicas. Además, piden resolver el conflicto en la provincia de Corrientes, donde buscan reabrir la mesa salarial.

Mediante un comunicado, el sindicato nacional reclamó por “la urgente convocatoria a la Paritaria Nacional Docente, nueva Ley de Financiamiento educativo. Rechazamos el acuerdo con el FMI, que impulsará la pérdida de derechos como el Fondo de Incentivo Nacional Docente y el ataque a nuestros derechos previsionales”.

Ctera, que se declaró en “estado de alerta y movilización”, reunirá a su consejo el próximo jueves, por lo que ese día podrá haber novedades, le dijo a este medio su titular, Sonia Alesso.

En la ciudad de Buenos Aires, los docentes de UTE encabezarán este lunes al mediodía una movilización a la Jefatura de Gabinete, ubicada en Bolívar y Avenida de Mayo. La marcha estará acompañada por estatales porteños, judiciales, metrodelegados, docentes de Sadop y trabajadores de la Ctep. Eduardo López, secretario general de UTE y CTA Ciudad, le detalló a “Crónica” la “miseria terrible que nos quieren dar de aumento”.

El salario por jornada simple (con el 15% autorizado por Horacio Rodríguez Larreta) pasa a ser de $16.351, cuando en febrero era de $14.200. “Dos mil pesos en un año. Casi una boleta de luz mensual”, ejemplificó.

En la provincia de Buenos Aires la medida cuenta con la adhesión de Suteba, sindicato que tiene casi 70.000 docentes afiliados. Desde el sindicato liderado por Roberto Baradel, aclararon que “esta medida no tiene nada que ver con la conciliación obligatoria dictada por Provincia”. Cabe destacar que el Frente de Unidad había declarado huelga por 72 horas.

Paramos en defensa de la jubilación docente; por condiciones dignas de enseñar y aprender; y en defensa del fondo nacional de incentivo docente”, agregaron desde el gremio. Este último punto es el más conflictivo ya que, el FONID significa un plus de $1.200 por trabajador por cargo testigo docente. El mismo se abona hasta en dos cargos.
 

En Buenos Aires

Por otra parte, el Frente de Unidad provincial acató la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo por lo que docentes de Udocba, FEB, Sadop y AMET, asistirán mañanas a las escuelas. Miguel Díaz, de Udocba, dialogó con “Crónica” y le dijo a la gobernadora, María Eugenia Vidal, que “hasta el 17 (cuando vence el plazo de la conciliación) tiene tiempo. Esperemos que este lapso termine con una propuesta concreta”, añadiendo que “después de esa fecha continuaremos con las medidas de fuerza”.

Desde Sadop informaron, mediante un comunicado, que “el gobierno provincial persiste en su incumplimiento, lo que queda de manifiesto en la última propuesta del pasado 23 de julio, en donde reiteraron el ofrecimiento del 15% de aumento sin la garantía de la cláusula gatillo”.

El sindicato FEB -conducido por Mirta Petrocini- anunció que acata la CO, y comunicó: “Lamentamos que el gobierno provincial elija sentarse a dialogar con los docentes sólo luego de una orden judicial y de un pedido de conciliación obligatoria”.

La Unión de Docentes Argentina (que abandonó el Frente el año pasado) también hace caso al pedido del Ejecutivo ya que “por razones de conveniencia, mérito y oportunidad, y por compartir el principio de paz social y diálogo permanente que debe primar en estos conflictos, acatamos la conciliación, y dejamos en suspenso el paro decretado mientras dure el período de conciliación”, detalló Sergio Romero, secretario general de UDA.