Por Luciano Bugner 
@lucianobugner 

El miércoles, en horas de la tarde, distintos sectores marcharán al Congreso de la Nación para manifestar su descontento con las reformas que lleva adelante el gobierno de Cambiemos. Uno de esos frentes es Ctera, el sindicato nacional docente que mañana realizará un plenario en el cual se sabrán nuevas medidas de fuerza. Peligran las clases para el 29 de noviembre.

Falta más de un mes para el comienzo de 2018 pero los docentes ya están en pie de guerra. "Se vienen conflictos provinciales sumado a la negación de una paritaria federal", vaticinó ante Crónica Sonia Alesso, titular de la Confederación de Trabajadores de la Educación. Es por eso que los maestros también dirán presente el miércoles, ya que "las reformas que el Poder Ejecutivo está impulsando significan un retorno a las políticas educativas de los 90 de ajuste en la Educación Pública", lo cual "aumentará el analfabetismo por la exclusión".

Este martes, en un congreso de Ctera, se debatirá si la movilización al recinto estará acompañada por un paro a nivel nacional. "Están avanzando con los derechos laborales", subrayó Alesso, para quien con las modificaciones en la edad jubilatoria (la reforma previsional pretende llevarla a los 70 años) "se olvidan del rostro humano y de la calidad educativa. Las estadísticas marcan que un docente trabajando más de veinte años en doble turno sufre enfermedades".

La titular del sindicato (en compañía de Eduardo López y Guillermo Parodi, ambos dirigentes de UTE) destacó que "se pone en peligro el 6% del PBI destinado a la educación, como lo indican las leyes del Financiamiento Educativo y la de Educación Nacional". Al hacer un promedio a nivel nacional, un docente cobra hoy unos $12.000, mientras que, según relevamientos oficiales, la canasta básica de pobreza se ubicó, en el mes de octubre, en $15.678.