Frente a la prensa en Madrid, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, pasó un mal momento al ser interpelado sobre las cifras de pobreza en Argentina y por la incongruencia de querer atraer inversiones al país mientras mantiene su patrimonio en cuentas extranjeras. Un economista español le recriminó: "Usted está mintiendo y lo sabe".

Al intervenir en una tribuna de debate organizada por la agencia EFE, en Casa América, el funcionario argentino fue duramente cuestionado. "La pobreza en Argentina comenzó a bajar, del 32% ya estamos en niveles cercanos al 28%, y no tenemos dudas de que va a seguir bajando", dijo el funcionario en su exposición.

Al momento de las preguntas, Jorge Fonseca Castro, profesor de Economía Aplicada de la Universidad Complutense de Madrid, trasladó sus dudas a través del moderador: "A diciembre de 2015 era del 28%, y ahora era del 31,9, ergo, no había bajado", sostuvo. También le preguntó por la inflación y el déficit. Y remató: "¿Cómo espera que vayan las inversiones a la Argentina si usted mantiene su patrimonio en offshore?".

Claramente ofuscado por las preguntas del catedrático, Dujovne respondió: "Creo que aquí el problema es que el profesor de la Complutense toma la estadísticas del Indec" del gobierno anterior, aunque fue interrumpido por su interlocutor, que lo acusó de "mentir", tras atribuir esos datos a la Universidad Católica Argentina (UCA).

"El instituto oficial de estadística y censos no medía la pobreza durante el kirchnerismo para ocultar las cifras y debemos tomar la primera cifra del Indec, luego de la intervención aberrante del señor (Guillermo) Moreno, comandada por la presidenta (Cristina de) Kirchner durante su gobierno", insistió el ministro. "Y la primera cifra relevada con el índice recuperado es superior al 32% y ahora se sitúa en el 28%", buscó aclarar Dujovne.

Sobre tener su patrimonio en cuentas extranjeras, el ministro se limitó a decir: "Mi patrimonio está declarado y presentado ante la Oficina Anticorrupción".

Más tarde, consultado por el tenso cruce, Dujovne aseguró que no se incomodó, aunque consideró que "los modos no eran los mejores".