Antes de viajar a Washington, donde el martes se reunirá con la titular del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, el todavía ministro de Hacienda y Finanzas Nicolás Dujovne anunciará el nuevo esquema económico, con el que se buscará una reducción aún mayor del déficit fiscal y gasto del Estado.

A última hora del domingo, Dujovne respiraba con algo de tranquilidad. Tras un fin de semana entero de rumores, el presidente le confirmó que seguiría en el cargo. Nadie podía decir con certeza hasta cuándo, pero lo cierto es que tras varias negociaciones se resolvió mantenerlo.

“No sé si en algún momento estuvo afuera de verdad, pero lo que sí puedo confirmar es que sigue”, decían sus voceros tras un fin de semana para el infarto. Tras la confirmación, el ministro de Hacienda y Finanzas esperaba el trazo fino de la negociación política interna de Cambiemos para saber hasta dónde se achicará el Estado nacional y de cuánto será el ahorro fiscal para anunciar.

El PRO negoció con los radicales y la Coalición Cívica cada uno de los nombres que serán dados de baja. De ahí se desprendería el número final, en lo que serán las dos conferencias de prensa a dar este lunes: por un lado, el esquema político y de poder; por el otro, el económico.

Tal como se esperaba desde mediados de la semana pasada, no sólo habrá una reducción del gasto, sino que se buscará aumentar la recaudación. Se volvería a un esquema mayor de retenciones a los productos que se exportan, principalmente agrarios. También se daría de baja el pacto fiscal firmado en diciembre pasado, que reducía en forma creciente la carga impositiva.