Si bien la ausencia de Estela de Carlotto, la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, en el lanzamiento del Plan de Derechos Humanos, no sorprendió, la entidad publicó luego una dura carta criticando la política del gobierno nacional hacia el sector. "Destacamos que se propongan objetivos como sostener las políticas de Memoria, Verdad y Justicia, promover la celeridad de los juicios por delitos de lesa humanidad y preservar los espacios institucionales destinados a la búsqueda de nuestros nietos y nietas", asegura el texto.

"No obstante, no podemos dejar de mencionar que en estos dos años de gestión se han adoptado algunas medidas en sentido contrario a las enumeradas en este plan, como disolver la Dirección de Derechos Humanos del Ministerio de Seguridad de la Nación o, más recientemente, poner en duda la continuidad de las fiscalías de lesa humanidad y apropiación de niños, como lo hace el proyecto de ley de reforma del Ministerio Público Fiscal".