En las últimas horas, la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios de Argentina (Copal) alertó que si bien está dispuesta a dialogar, en la convocatoria recibida por parte de la Secretaría de Comercio de la Nación no están garantizadas las condiciones para conciliar las posibilidades de los sectores frente al pedido de estabilización de precios”.

Así, la entidad salió al cruce de los anticipos efectuados por el titular de esa cartera, Roberto Feletti, quien amagó con aplicar la ley de abastecimiento de 1974 para el caso de que la industria no acceda a congelar el valor de 1.650 artículos por un plazo de tres meses.

Al asumir la representación de 35 cámaras sectoriales y de más de 14.500 empresas de alimentos y bebidas (IAB), Pymes y economías regionales, la entidad encabezada por Daniel Funes de Rioja –también titular de la Unión Industrial Argentina (UIA)– sostiene que los acercamientos realizados hasta el momento “reflejan la falta de voluntad por parte de las autoridades para realizar un acuerdo con el sector”.

En tanto, advirtió que pese al esfuerzo realizado por las empresas en enviar sus propuestas de participación, las mismas no fueron tenidas en cuenta, así como tampoco fue considerado el pedido de generar un espacio de intercambio en lo inmediato, que permita clarificar las realidades y posibilidades de los distintos sectores y encontrar en conjunto un acuerdo sostenible”.

Copal remarcó que no es la industria alimentos y bebidas la tracciona “mayoritariamente la inflación” y dijo que muestra de ello “es que el IPC de septiembre se incrementó un 3,5%, mientras que el IPC de alimentos y bebidas lo hizo por debajo de esta cifra, alcanzando un 2,9%”. De igual modo, en el acumulado 2021, el IPC general alcanza un 37% mientras que el de alimentos y bebidas aumentó 36,6%.

El argumento de que la inflación se aceleró por los aumentos de la categoría de productos de alimentos y bebidas pierde sentido ya que existen otras divisiones cuyos precios crecen por encima del Índice IAB y del Índice General”, indicó Funes de Rioja.

Qué dijo el Gobierno

La portavoz presidencial, Gabriela Cerruti, afirmó esta tarde que la intención del Gobierno es “llegar a un acuerdo” con las empresas de consumo masivo para retrotraer los precios de alrededor de 1.650 artículos a los valores vigentes al 1 de octubre pasado.

“Estamos recibiendo propuestas, conversando, consolidando la lista y esperamos llegar a un acuerdo. Vamos a esperar a último momento porque nuestra intención es llegar a un acuerdo”, dijo la funcionaria al ser consultada por la prensa sobre las reuniones que vienen manteniendo el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti.