Tras el acuerdo comercial que permitió el ingreso de limones argentinos a cambio de abrir las fronteras a la producción de carne de cerdo estadounidense, el país que gobierna Donald Trump bloqueó ayer el ingreso de combustible biodiésel. La Cámara de Biocombustibles de la Argentina (Carbio) se quejó ayer formalmente por el bloqueo dispuesto por el gobierno de Estados Unidos al ingreso de biodiésel argentino, al aplicar un arancel provisorio del 57% en promedio a las importaciones de este producto bajo el argumento de que el sector recibe subsidios de parte del gobierno para favorecer las exportaciones.

La decisión del gobierno norteamericano es sorprendente e injustificada; muestra un alto grado de discrecionalidad y una política proteccionista que no se encuentra acorde con lo establecido por la Organización Mundial de Comercio (OMC); en la Argentina no existen subsidios para beneficiar las exportaciones de biodiésel”, afirmó el presidente de Carbio, Luis Zubizarreta.