La actividad económica creció en agosto último por sexto mes consecutivo, alcanzó un alza del 12,8% interanual y además logró superar por primera vez el nivel prepandemia de febrero del año pasado.

Asimismo, el Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) de agosto avanzó 1,1% en la comparación desestacionalizada contra julio, tras las subas registradas en julio del 0,9% y en junio del 2,2%, de acuerdo con las cifras del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

En tanto, la producción de bienes y servicios acumula en el año una suba del 10,8%, comparado con los ocho primeros meses del 2020. La serie tendencia-ciclo registró una suba de 0,2% mensual y acumula 12 meses en alza continua.

Hubo alza en todos los productos

El Ministerio de Economía destacó que, por sector de actividad, en agosto crecieron de forma interanual todos los rubros. Esto no sucedía desde octubre de 2017, con subas de dos dígitos en ocho de los dieciséis rubros que componen el indicador.

"Con estos datos, la actividad económica supera por primera vez el nivel pre-Covid de febrero de 2020 desde el inicio de la pandemia en un 0,4% en la serie sin estacionalidad", señaló en un comunicado el Palacio de Hacienda.

Industria Crecimiento
Hubo un incremento luego de la pandemia en el sector fabril.

Lideró el crecimiento el rubro Otras actividades de servicios, con un alza interanual del 77,4%, seguido del sector de hoteles y restaurantes con un 35,0% y la industria de la construcción que registró una expansión del 26,7%, comparada con agosto del año anterior.

El comercio mayorista y minorista aportó una suba interanual del 15,6%, mientras que la industria manufacturera mejoró su actividad en un 13,7% y ambos sectores acumulan diez subas consecutivas en la comparación interanual.

Por debajo del crecimiento del nivel general figuraron los sectores de actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler con un alza interanual del 7,9%, transporte y comunicaciones con 11,6% y salud que mejoró 12,9%, en la comparación con agosto del año anterior.

La explotación de minas y canteras mostró una mejora del 11,1%, la utilización de la energía, agua y gas creció un 9,2%, la administración pública y servicios de defensa un 8,2% y el sector de la enseñanza un 6,4%.

Con menores crecimientos figuraron la industria pesquera, que mejoró 2,8%, la agricultura y ganadería 0,8% y la intermediación financiera con un leve avance interanual del 0,3%.

¿Qué sectores se destacan por sobre el resto?

En particular se destaca la expansión de la industria manufacturera y el del comercio mayorista y minorista (asociado en buena medida al consumo). 

Estos dos sectores no sólo han mostrado un crecimiento en agosto, sino que, si se compara los primeros ocho meses de este año con los del 2019, ambos registraron niveles superiores de producción, con incrementos de más del 4% respecto de aquel período.

Además, su crecimiento se destaca aún más si se tiene en cuenta las implicancias en términos de empleo: los dos sectores explican de manera conjunta aproximadamente un tercio de los puestos de trabajo de la economía.

Junto a la industria y el comercio, los sectores que en agosto crecieron respecto de 2019 fueron el de electricidad, gas y agua; intermediación financiera; actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler; y servicios sociales y de salud.