El directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI) ratificó esta tarde la aprobación de las metas propuestas para nuestro país en el segundo trimestre del año y confirmó que se hará un desembolso inmediato de 4.100 millones de dólares.

Parte de los fondos que proveerá el organismo internacional de crédito, servirán para cumplir con los próximos vencimientos que la Argentina tiene con el mismo fondo durante junio por una cifra que en total alcanza los 2.690 millones de dólares.

 

En los primeros días de este mes, las autoridades del Ministerio de Economía y los representantes del Fondo Monetario habían llegado a este acuerdo tras la aprobación de la primera revisión del programa vigente y, por el cual, se hizo una refinanciación de la deuda de 45 mil millones de dólares contraída en el año 2018, durante la gestión de Mauricio Macri.

Uno de los voceros del organismo, Gerry Rice, confirmó en ese momento que "todas las metas cuantitativas del programa del primer cuatrimestre fueron cumplidas", con lo cual, se hizo un primer desembolso por una suma que alcanzó los 9.800 millones de dólares.

En el mismo sentido, la subdirectora del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Julie Kozack había asegurado en un comunicado que comenzaron a lograrse "avances en la agenda estructural y las reformas que fomentan el crecimiento en línea con los compromisos del programa, incluso en el frente energético".

Desde el gobierno se esperaba el éxito de este trimestre.

Además, Kozack afirmó en el documento publicado el 11 de junio, que "los objetivos anuales establecidos en la aprobación del acuerdo se mantendrán sin cambios". Luego de aquellas declaraciones, en el seno del gobierno intuían que el organismo conducido por Kristalina Georgieva iba a dar el visto bueno con respecto a la revisión del segundo trimestre y, en consecuencia, a destinarle más dinero a nuestro país.

Acuerdo con el FMI: ¿Cuáles son las metas para este año?

Según lo dispuesto por el programa de Facilidades Extendidas firmado en marzo con el fin de evitar el default, habrá diez revisiones trimestrales por parte del Fondo Monetario y un periodo de gracia hasta 2026, cuando nuestro país deberá comenzar a pagar la deuda con fondos propios.

Durante este año, la pauta de emisión monetaria que el FMI acordó para el Banco Central, no debe superar el 1 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI).

Por otro lado, el déficit fiscal debe mantenerse por debajo del 2,5 por ciento del PBI. Mientras que, además, la acumulación de reservas debería crecer, al menos, 5.000 millones de dólares a lo largo del 2022, según dispuso el organismo de crédito.

Ver comentarios